Una falsa oferta de televisores a 30 euros causa el caos en un híper francés

FRANCIA. —Los clientes de un hipermercado de Montpellier, en el sur de Francia, no daban crédito a sus ojos cuando vieron que el precio rebajado de los televisores era de hasta 30 euros, lo que provocó un caos que obligó a intervenir a la policía, informan los medios franceses.

La confusión, que tuvo lugar en un concurrido centro comercial de la ciudad, se tornó en problema de orden público cuando los responsables de la tienda alegaron un problema informático y se negaron a vender el producto a ese precio.

La información corrió como un reguero de pólvora a través de las redes sociales. Según relata hoy la radio pública francesa, algunos consumidores comenzaron a propagar la noticia de que en el hipermercado Casino del centro comercial Odysseum se vendían a 30 euros televisores que, antes de las rebajas, costaban 700.

Los estantes se vaciaron con rapidez hasta que, al llegar a las cajas, el personal detectó que la ganga respondía a un problema en el etiquetado y se negaron a validar la venta a ese precio.

Centenar y medio de clientes comenzaron una sonora respuesta que bloqueó las cajas del supermercado y pretendían llevarse el producto al precio indicado, invocando los derechos del consumidor.

Incapaces de controlar la situación, los responsables del híper llamaron a la policía, que se vio obligada a tomar una medida salomónica.

Aquellos compradores que lo solicitaron, pudieron adquirir los televisores al precio ‘normal’, pero también se llevaron un certificado en el que se relataba el incidente para poder presentar una reclamación ante el servicio de atención al cliente de la cadena.

Casino emitió un escueto comunicado en el que aseguraba que el error informático provocó el mal etiquetado del producto y no dio más detalles sobre la forma en que tratará las futuras reclamaciones.

Las asociaciones de consumidores, por su parte, consideran que los clientes tienen pocas opciones de ver prosperar sus quejas.

Claude Gaubert, responsable en Montpellier de la asociación de consumidores ‘UFC Que choisir’, afirmó a la radio local ‘France Bleu’ que ‘cuando el precio mostrado es claramente erróneo y no corresponde al valor real del bien, el vendedor puede alegar un problema y no cobrar ese precio’.

A %d blogueros les gusta esto: