Trump y su entorno se oponen a cambios en formato de los debates electorales

EE.UU. —El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su entorno indicaron hoy que podrían oponerse a un cambio en el formato de los debates electorales, mientras que desde el bando demócrata continuaron las críticas por la actitud del mandatario durante el primer cara a cara hace dos días con el candidato progresista, Joe Biden.

«¿Por qué permitiría que la Comisión de Debates modifique las reglas para el segundo y tercer debate cuando gané fácilmente la última vez?”, escribió Trump en Twitter.

En otro mensaje en la misma red social, el mandatario insistió en que fue el triunfador en el encuentro del martes: “Gané el debate a lo grande, con base en compilaciones de encuestas, etc. ¡Gracias!”

La actitud de Trump durante el primer debate, celebrado en Cleveland (Ohio), ha suscitado polémica por las múltiples interrupciones que él mismo ocasionó y que llegaron a provocar que en algún momento Biden perdiera los papeles y lo insultara, además de crear caos, lo que hizo que no llegaran a tocarse a fondo los temas de interés para los votantes.

Según el diario The Washington Post, durante el encuentro, de 98 minutos de duración, hubo una media de una interrupción por minuto, siendo Trump responsable de 71 cortes, frente a 22 que hizo Biden. Tal ha sido la controversia que la Comisión de Debates Presidenciales informó de que cambiaría el formato para favorecer una “discusión ordenada”, aunque por el momento no ha revelado las modificaciones.

Una fuente conocedora de las discusiones dentro de la Comisión, citada por la CBS, reveló que se estaba estudiando la posibilidad de cortar los micrófonos de Trump y Biden si rompían las normas del debate.

No se sabe si los cambios afectarán al debate del próximo miércoles en Salt Lake City (Utah) entre el vicepresidente, Mike Pence, y la aspirante demócrata a la Vicepresidencia, Kamala Harris.

Trump y Biden no volverán a verse las caras hasta el 15 de octubre en Miami (Florida), donde se celebrará el segundo debate presidencial; que estará seguido de un tercer encuentro que tendrá lugar en Nashville (Tennessee), el 22 de octubre; todo ello antes de los comicios generales, el próximo 3 de noviembre.

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, se mostró ambigua cuando fue preguntada sobre si el presidente participará en el próximo debate si cambian las reglas.

Trump “piensa que la única manera de que haya un debate justo es con un cambio de moderador y un cambio de nominado demócrata”, dijo McEnany.

A %d blogueros les gusta esto: