Trump usa el discurso del 4 de julio para exponer una afirmación peligrosa y engañosa

EE.UU. —Mientras la nación celebraba un sombrío 4 de julio con muchos estadounidenses confinados en sus hogares en medio de un aumento alarmante en los casos de coronavirus, el presidente Donald Trump usó su escenario en el South Lawn de la Casa Blanca para presentar una afirmación desconcertante —y peligrosamente engañosa— de que el 99% de los casos de coronavirus en Estados Unidos son “totalmente inofensivos”.

La afirmación sin evidencia del presidente sobre el virus fue su más reciente intento de minimizar la amenaza del coronavirus mientras asola a Estados Unidos con casos que aumentan en todo el país, y un número cada vez mayor de altos funcionarios republicanos, desde los gobernadores hasta miembros del Congreso, que piden a los estadounidenses que redoblen sus esfuerzos para frenar la propagación del virus advirtiendo sobre las peligrosas consecuencias si las tendencias actuales continúan.

Buscando distraer a la nación del aterrador incremento en los casos de covid-19 y el siniestro número de muertes en Estados Unidos cuando superó las 129.000 personas, Trump se ha sumergido más hondo en una estrategia racialmente cargada destinada a reforzar su apoyo entre los estadounidenses blancos que se sienten amenazados por el cambio cultural que se extiende en el país después de la muerte de George Floyd a manos de un agente de policía de Minneapolis.

Fue en ese mismo discurso en el que hizo su más reciente afirmación desconcertante sobre el virus, ya que describió la respuesta defectuosa y rezagada de la administración a la pandemia como una gran historia de éxito estadounidense y sugirió falsamente, una vez más, que el incremento de casos en EE.UU. se debe al aumento de las pruebas.

“Ahora hemos probado, casi 40 millones de personas. Al hacerlo, mostramos casos, el 99% de los cuales son totalmente inofensivos, resultados que ningún otro país puede mostrar porque ningún otro país ha hecho las pruebas que hemos hecho”, afirmó Trump. “No en términos de números, o en términos de calidad”.

No está claro cómo el presidente podría tener la impresión de que el 99% de los casos son “totalmente inofensivos”.

Hasta el momento se han registrado al menos 2,8 millones de casos de coronavirus en Estados Unidos, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins. Si bien los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. estiman que alrededor del 35% de los casos son asintomáticos, esos pacientes aún pueden transmitir el virus.

A partir del sábado, la Johns Hopkins estimó que la tasa de mortalidad de EE. UU. era del 4.6%. La Casa Blanca no ha devuelto la solicitud de CNN de comentarios sobre la afirmación del presidente.

El comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos se negó a defender al presidente y se negó reiteradamente a decir si el comentario de Trump es verdadero o falso.

“No voy a entrar en quién tiene razón y quién está equivocado”, dijo el Dr. Stephen Hahn, miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, a Dana Bash de CNN en el programa “State of the Union”.

A %d blogueros les gusta esto: