Trump se irrita por los testimonios del primer testigo en su contra

WASHINGTON.- La Cámara Baja obtuvo hoy el primer testimonio de alguien que escuchó directamente la llamada que ha desencadenado una investigación para abrir un posible juicio político al presidente, Donald Trump, mientras los demócratas desvelaban la hoja de ruta que planean seguir en su indagación.

La comparecencia ante varios comités de la Cámara Baja del teniente coronel del Ejército Alexander Vindman fue tan celebrada por los demócratas como criticada por Trump, quien trató de minimizarla en varios tuits e insistió en que no conocía al testigo convocado por los progresistas.

Vindman es el principal experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional (NSC, en inglés) de la Casa Blanca, y es el único de los testigos que han recibido hasta ahora los congresistas que se conectó a la llamada del pasado 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

Su testimonio supuso la quinta confirmación hasta ahora de que Trump condicionó o bien una reunión con Zelenski o bien la entrega de ayuda militar a Ucrania a una investigación de sus rivales políticos, un tema que podría espolear un proceso de destitución del presidente.

“Me preocupó la llamada. No creí que fuera adecuado pedir que un Gobierno extranjero investigara a un ciudadano estadounidense”, el ex vicepresidente Joe Biden, afirmó Vindman en su declaración inicial ante los congresistas, filtrada a los medios.

Vindman escuchó la llamada desde la sala de crisis de la Casa Blanca junto a otros funcionarios, y al finalizar, trasladó sus “preocupaciones” al respecto a los abogados del NSC.

Unos días antes de la conversación telefónica, Vindman escuchó al embajador estadounidense ante la Unión Europea (UE), Gordon Sondland, “hablar de que Ucrania tenía que cumplir en cuanto a ciertas investigaciones para conseguir la reunión con el presidente”, relacionadas “con las elecciones de 2016 y los Biden”.

“Le dije al embajador Sondland que esas declaraciones no eran adecuadas (…) y que el NSC no se iba a implicar en ellas ni presionar por ellas”, relató Vindman.

Trump trató de desacreditar a Vindman al asegurar que no había tratado directamente con él y le tachó de “nunca trumpista”, como se conoce en Estados Unidos a quienes desde la campaña electoral de 2016 se niegan a apoyarle a pesar de ser conservadores.

En un comunicado, el demócrata Jim McGovern informó que los testimonios habrán de ser escuchados en «audiencias públicas», cosa que le permitirá al pueblo estadounidense “conocer de primera mano” los actos de Trump y evitará que los republicanos del Congreso sigan intentando “esconder” la conducta del mandatario.