Trump asegura que no será destituido de su cargo y pide calma


EE.UU. —Ocho días antes del final de su mandato, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no será destituido y pidió calma durante su primera salida desde la toma del Capitolio por sus partidarios, que dejó cinco muertos y conmocionó al país.

«La 25ª Enmienda es de cero riesgo para mí», dijo en Alamo, Texas, en alusión a la presión de los demócratas sobre el vicepresidente Mike Pence para que, con apoyo del gabinete, Trump sea apartado del poder por considerarlo no apto para ejercer el cargo.

«Ahora es el momento de que nuestra nación se recupere y es el momento de la paz y la calma», agregó el mandatario republicano, en una alocución que contrastó con el virulento discurso que pronunció el 6 de enero frente a sus simpatizantes justo antes del asalto al Capitolio.

Más aislado que nunca en su propio partido, Trump podría convertirse en el primer presidente estadounidense en ser sometido dos veces a un proceso de juicio político.

La Cámara de Representantes considerará este miércoles la acusación de «incitación a la violencia contra el gobierno», cuya votación se espera el mismo día.

Trump denunció este procedimiento iniciado por los demócratas, calificándolo de «totalmente ridículo» y afirmando que generó «una ira inmensa» en todo Estados Unidos.

Trump se negó a reconocer cualquier responsabilidad por la asonada, asegurando que su discurso fue «totalmente apropiado» y denunciando el «error catastrófico» de las redes sociales, como Twitter y Facebook, que suspendieron su cuenta acusándolo de incitar la violencia.

Trump se reunió el lunes con Pence, quien al parecer ha decidido rechazar los pedidos para apartarlo de sus funciones.

A %d blogueros les gusta esto: