SANTO DOMINGO. —Tres diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM) tendrán que renunciar a sus curules debido a que fueron nombrados por el presidente Luis Abinader en funciones estatales, labores incompatibles con la de legislador.

Los legisladores designados fueron Josefa Castillo, reelecta en Santo Domingo Este, como superintendente de Seguros; Nelson Arroyo Olmedo, uno de los diputados más votados en San Francisco de Macorís, quien ahora ocupará la dirección del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi y Nelson Arroyo, reelecto en la provincia de San Pedro de Macorís, designado presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel).

El párrafo 3, del artículo 77 de la Constitución de la República establece que: “Los cargos de senador y diputado son incompatibles con otra función o empleo público, salvo la labor docente. La ley regula el régimen de otras incompatibilidades”.

El citado articulado de la Carta Magna establece que cuando por cualquier motivo ocurran vacantes de senadores o diputados, la cámara correspondiente escogerá su sustituto de la terna que le presente el partido que lo postuló.

El PRM debe enviar a la Cámara de Diputados una terna para cada uno de los diputados que fueron nombrados como funcionarios, para de ahí escoger sus sustitutos.

Mientras que el párrafo dos del artículo 77 de la Constitución señala que “la terna será sometida a la cámara donde se haya producido la vacante dentro de los treinta días siguientes a su ocurrencia, si estuviere reunido el Congreso y, en caso de no estarlo, dentro de los primeros treinta días de su reunión. Se espera que en las próximas horas el PRM presente las ternas.

A %d blogueros les gusta esto: