Senado estadounidense advierte de posible repetición de interferencia rusa en elecciones

EE.UU. —Un informe de la Comisión de Inteligencia del Senado de Estados Unidos que detalla cómo el presidente Donald Trump y su campaña alentaron la interferencia electoral de Rusia en 2016 sube las apuestas de cara a la campaña actual en un momento en que Trump está amplificando abiertamente la desinformación rusa.

Los hallazgos y recomendaciones recientemente publicados se suman a las advertencias de los funcionarios de Inteligencia de Estados Unidos de que Rusia sigue teniendo como objetivo las elecciones de 2020, específicamente al oponente de Trump, Joe Biden.

Los agentes de Inteligencia rusos estaban más cerca de los esfuerzos de la campaña de Trump de lo que se sabía en 2016, según el informe. La comisión también documentó la desinformación continua de personas vinculadas a Rusia mucho después de las elecciones de 2016, hallazgos tan alarmantes que la comisión bipartidista del Senado pidió varios cambios para proteger la seguridad nacional en 2020.

«Las campañas deben reconocer que los funcionarios de las campañas son un objetivo atractivo para los servicios de inteligencia extranjeros», dijo la comisión.

«China e Irán no quieren que Trump sea reelegido, pero Rusia trabaja contra Biden.
La amenaza continúa», dijo en un comunicado el senador republicano Richard Burr, que presidió gran parte de la investigación de la comisión. «Mi esperanza es que este informe y el trabajo de la Comisión proporcionen al pueblo estadounidense más información sobre las amenazas que enfrenta nuestra nación y los pasos necesarios para detenerlas», explicó.

Para los demócratas, el informe promovió una nueva ronda de llamados hacia una reforma de la seguridad nacional y la diligencia en las elecciones estadounidenses.

Los hallazgos de la Comisión de Inteligencia bipartidista sobre Rusia «deberían ser una alarma para la nación», escribieron cinco senadores demócratas —Martin Heinrich, Dianne Feinstein, Ron Wyden, Kamala Harris y Michael Bennet— como comentario a la publicación del informe el martes. «Rusia está interfiriendo activamente de nuevo en las elecciones estadounidenses de 2020 para ayudar a Donald Trump, y algunos de los asociados del presidente están ampliando esos esfuerzos», dijeron.

Pero la campaña de Trump y algunos republicanos respondieron al informe con una crítica retrospectiva e insistieron en que «no hubo colusión», en lugar de cuestionar cómo la política estadounidense aún puede ser vulnerable a la desinformación e interferencia extranjeras en 2020.

Anteriormente, la investigación Mueller recreó minuciosamente las acciones de funcionarios de campaña, las publicaciones de WikiLeaks y los esfuerzos de los rusos para difundir documentos hackeados y desinformación que podían ayudar a Trump a derrotar a Hillary Clinton en 2016. Fiscales del Departamento de Justicia también han alegado que un esfuerzo de propaganda en las redes sociales por parte de Rusia continuó en las elecciones de 2018.

Los esfuerzos de desinformación de Rusia continúan en el ciclo electoral actual, señala ahora la comisión del Senado.

«La Comisión observó a numerosos actores del gobierno ruso desde finales de 2016 hasta al menos enero de 2020 difundiendo consistentemente narrativas falsas superpuestas que buscaban desacreditar las investigaciones sobre la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016 y difundir información falsa sobre los eventos de 2016», dice el informe.

A %d blogueros les gusta esto: