EE.UU. — El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, les advirtió a los neoyorquinos que está buscando a aquellas personas que desafíen las pautas de distanciamiento físico y a las empresas que violan los protocolos del proceso de reapertura del Estado.

El gobernador reveló el domingo que se presentaron más de 25,000 quejas en contra de empresas por violar las normas en todo el Estado. La mayoría de las quejas, dijo, fueron en contra de negocios ubicados en Manhattan y los Hamptons.

Cuomo advirtió que se intensificará el cumplimiento de las leyes. Los bares y restaurantes que violen las leyes estatales podrían perder su licencia de licor. Además, los clientes con contenedores abiertos en las calles podrían ser multados.

Si los gobiernos locales no supervisan y hacen cumplir las medidas, Cuomo dice que Nueva York podría revertir la reapertura en regiones que no cumplan con la ley y los de protocolos del proceso.

Asimismo, los manifestantes y la Policía recibieron sus propias advertencias. El gobernador Cuomo señaló que ambos grupos han sido vistos sin mascarillas o cubiertas faciales y estos también podrían ser multados.

“Es irrespetuoso con los trabajadores de la salud y los trabajadores esenciales que se sacrificaron y algunos de los cuales murieron”, dijo el gobernador el domingo. “Muestra un mínimo de respeto y usa una mascarilla”.

En Manhattan, durante el fin de semana, desde el Upper East Side hasta el West Village, se vieron multitudes afuera de los restaurantes y bares, muchos de ellos reunidos sin mascarillas y cubiertas faciales.

La presidente del condado de Manhattan, Gale A. Brewer, recorrió ciertas zonas para conminar a los neoyorquinos a que espeten  el distanciamiento físico.

En la calle St. Marks se vieron imágenes en las redes sociales de grandes multitudes reunidas. Los líderes electos caminaron por vecindarios llenos de gente para entregar mascarillas y presionar el cumplimiento de distanciamiento físico a los neoyorquinos.

“Hemos perdido decenas de miles de personas en la ciudad de Nueva York. El hecho de que hayas oído que aplanamos la curva no significa que la pandemia haya terminado”, dijo la concejal de la ciudad de Nueva York, Carlina Rivera.

Agentes fueron vistos conduciendo en el West Village en un esfuerzo por tomar medidas enérgicas contra los infractores, y varios emitieron advertencias a través de altavoces.

Varios dueños de negocios dicen que están procediendo con cautela a medida que las multitudes regresan a los restaurantes y bares después de meses de pérdidas debido a la pandemia.

Las 10 regiones del estado de Nueva York están en alguna de las fases de reapertura y hasta el momento no ha habido picos aparentes en las tasas de infección por coronavirus a pesar de las dos semanas de protestas.

A %d blogueros les gusta esto: