Resguardan alrededores Congreso RD para evitar posibles desórdenes

SANTO DOMINGO. —Tres unidades antimotines de la Policía fueron ubicadas en la parte frontal del edificio del Congreso Nacional para prevenir desórdenes, además de un discreto patrullaje en motocicletas a cargo de agentes policiales vestidos de civil.

En tanto que hoy el diputado reformista Pedro Botello anunció que la manifestación del 27 febrero saldrá desde el Palacio Nacional —en compañía del presidente Luis Abinader— y que “no retrocederán en sus propósitos” hasta que las Administradoras de Fondos de Pensiones devuelvan el 30 por ciento de los ahorros de los trabajadores.

Igualmente informó que hoy se reunirá con el general José Ceballos en el Palacio de la Policía donde coordinarán todo lo relativo al orden en la demostración del 27 de febrero.

Informó que han denominado la actividad “los encadenados del 30 por ciento” y dijo que ya compraron cadenas suficiente para que todos los trabajadores se puedan encadenar durante la marcha y en la concentración frente al edificio que alberga las cámaras legislativas.

“El presidente Luis Abinader sabe que nosotros no somos patrocinadores de desórdenes, y todo el mundo sabe que los promotores de los desórdenes del día 4 de este mes no fuimos nosotros, sino infiltrados que enviaron las administradoras de Fondos de Pensiones, que son quienes finalmente se benefician de que se arme un caos en los alrededores del Congreso y se desacredite la lucha”, sostuvo Botello.

Añadió que “nosotros garantizamos el orden en esa manifestación y para eso nos reuniremos esta tarde con el general Ceballos en el Palacio de la Policía donde ultimaremos todos los detalles, de una actividad que te puede decir que está prácticamente montada”.

Informó que habían barajado varios puntos de partida de la marcha y al final se coincidió en que lo más recomendable era salir acompañando al presidente Abinader desde el Palacio Nacional.

El también vicevocero del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) en la Cámara Baja reitero su pedido al presidente de la República para que reciba y escuche una delegación de los trabajadores.

“El Presidente tiene que saber que muchos trabajadores hoy se mueren de hambre en medio de la pandemia de coronavirus. Miles de ellos que tenían sus negocitos se fueron a la quiebra, otros perdieron sus empleos y ahora solo queda luchar para que las AFP le devuelvan una parte de sus propios recursos”, sostuvo el congresista.

Aclaró que “tampoco la idea deslucir los actos de la rendición de cuentas del presidente Abinader, un hombre que está lleno de buenas intenciones, pero que él tiene que reconocer que las AFP son instituciones financieras que se han ganados miles de millones de pesos a costa de los fondos que manejan de los trabajadores”.

A %d blogueros les gusta esto: