Renuncia alto oficial dominicano NYPD por no estar de acuerdo con reformas

EE.UU. —El Sub-inspector del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD), el dominicano Richard Brea, renunció a partir de este viernes de las filas policiales luego de que se anuncia que la Institución habrá de ser sometida a profundas reformas.

La información aparece en el influyente medio hispano “Impacto Latino” y es atribuida a Curtis Silwa, director de los Ángeles Guardianes, quien dijo que «conversó con el veterano oficial».

Brea, con el equivalente al rango de mayor en RD, tenía cerca de tres décadas en la institución y motiva su renuncia porque no ha recibido de sus superiores una orientación sobre cómo deben manejarse asuntos “como sacar las armas y drogas de las calles” luego que la unidad anticrimen, compuesta por 600 oficiales, fuera desmantelada recientemente.

«No tengo otra opción», dijo Brea sobre su renuncia, señalando que otros policías de alto rango seguirán sus pasos.

Brea estuvo como comandante en el cuartel 33, ubicado en el pleno corazón del Alto Manhattan, y su gestion fue valorada positivamente por diferentes sectores del área, incluso fue reconocido por el Instituto Duartiano, en la persona de su presidente Bienvenido Lara Flores, en enero del 2018.

Asimismo, fue ascendido en agosto de ese mismo año de capitán al actual rango que posee por el entonces Comisionado de la Policía, James O´Neil, durante un acto efectuado en One Police Plaza, cuartel general de la institución en la Gran Manzana.

Actualmente comanda el precinto 46, ubicado en El Bronx, cubriendo los vecindarios de Fordham, University Heights, Morris Heights y Mount Hope, áreas donde residen miles de familias hispanas, principalmente dominicanas.

El NYPD tiene cerca de 38 mil miembros, entre ellos más de 2,500 de origen dominicano, convirtiéndolo en el departamento policial más grande en los Estados Unidos.

Durante el presente mes, El Concejo Municipal NYC votó por un paquete de leyes sobre reforma policial (POST Act, por su nombre en inglés). El alcalde Bill de Blasio ha dicho que las firmará.

Entre estas figuran prohibir las llaves de estrangulamiento y poner la rodilla sobre el cuello «de persona alguna» cuando se intente arrestarle, y que haya más transparencia en las interacciones entre la policía y la comunidad.

Se reafirma el derecho de grabar lo que está haciendo un policía y se penalizará al policía que cubra su chapa de identificación.

A %d blogueros les gusta esto: