Raquel Arbaje visita a familiares de mujer y su hijo que murieron aplastados

SANTO DOMINGO. —La primera dama de la República acudió la tarde de este domingo a dar consuelo a los familiares de la mujer y su hijo de siete años que murieron en la madrugada durante el derrumbe de una pared mientras pasaba por el país la tormenta Laura. Dijo que, como madre, se sentía muy afectada por la tragedia.

Raquel Arbaje de Abinader se solidarizó con la familia de Claritza Frías Nival y su hijo Darvin Frías, a quienes les dijo mientras lloraban desconsoladamente que el Gobierno no los iba a dejar solos y que ella estaba en el lugar “no por política” sino porque conocía del dolor de perder a un ser querido.

“Aquí está el ministro de Obras Públicas (…) y tenemos a Gloria Reyes, encargada del Plan Solidaridad, para decirles que no van a estar solos y que nosotros tenemos que evitar que ninguna vida se pierda por derrumbes, por desbordamientos de cañadas”

También les indicó que su presencia en el lugar no obedecía a un asunto político. “Esto no lo hacemos por política, sino por humanidad, porque yo sé lo que es perder a una gente”, les decía a los deudos que no dejaban de llorar.

Arbaje se agachó y tocó las manos de la que parece ser la madre y abuela de las víctimas, así como uno de los dos hijos que dejó en la orfandad. A él le dijo: “Mira tú mami está bien y tu hermanito está bien”, lo que pareció calmar un poco al joven.

Las víctimas residían en el sector barrio Nuevo, ubicado en el kilómetro 14 de la autopista Duarte, y fueron sepultadas a las 5:00 de la tarde de hoy en el cementerio improvisado que hay en el municipio Los Alcarrizos.

El derrumbe ocurrió alrededor de las 3:00 de la madrugada.

A %d blogueros les gusta esto: