PUERTO RICO. —La Gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vasquez Garced, informó que emitió una orden ejecutiva para extender el toque de queda o el término del horario permitido para salir de las residencias, que será ahora de 10:00 p. m a las 5:00 a. m hasta el 22 de julio del año en curso, y estableció los parámetros que deberá haber en el sector público y en el sistema de enseñanza público y privado para el comienzo de sus funciones.

Garced recordó a través de un comunicado de prensa, publicado en su cuenta de Twitter, que al igual que en las demás órdenes ejecutivas se insiste en el uso obligatorio de las mascarillas en todo momento, para salvaguardar la salud de la isla.

Al igual que en las órdenes ejecutivas anteriores, se hace hincapié en la importancia de utilizar mascarilla en todo momento, según la recomendación del task forcé médico y del Secretario de Salid.

Las medidas cautelares que serán obligatorias cumplir es el uso de mascarilla, bufanda o tela para cubrir en todo momento el área de la boca y nariz, mantener un espacio mínimo de seis pies entre las personas al visitar un establecimiento, tienda, restaurante, cine u oficinas, y evitar aglomeraciones innecesarias.

«De no cumplir con estas medidas cautelares estarían sujetos a multas y sendas penalidades. Nuestra prioridad es mantener nuestra isla saludable y proteger la vida de todos“, manifestó la primera ejecutiva.

La extensión fue dispuesta bajo la Orden Ejecutiva 2020-48, que además establece que los empleados de carrera seleccionados por el gobierno de Puerto Rico deberán comenzar a laborar escalonadamente en sus respectivas agencias a partir del 1ro de julio.

De igual forma, las agencias que ofrecen servicios a la ciudadanía podrán comenzar a recibir público a partir del día 6 de julio, tomando en cuenta las medidas de precaución establecidas en el Plan de Manejo de Riesgos y Control de Exposición COVID-19.

En cuanto a los servicios en centros educativo universitarios, Garced anunció que se permitirá la apertura de los servicios educativos universitarios, siempre y cuando cumplan con el parámetro de separación de seis pies de distancia, el uso de mascarilla obligatorio y lavado frecuente de manos.

Además, a cada institución se le permitirá que elabore un protocolo para enfrentar el COVID-19 conforme a las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Departamento de Salud y las normas de PR-OSHA.

De igual forma, las escuelas públicas y colegios privados previstos para iniciar docencia a mediados de agosto, deberán prepararse y elaborar sus planes de trabajo para reabrir los planteles conforme a los parámetros de salud y seguridad. Cada entidad deberá presentar oportunantemente sus planes de regreso a clases.

Vazquéz Garced indicó que esta orden permite la venta de lotería electrónica y tradicional, el servicio de transportación colectiva conforme a las regulaciones establecidas por la autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) y por el Tren Urbano para COVID-19.

A %d blogueros les gusta esto: