SANTO DOMINGO. —El presidente Luis Abinader disolvió, mediante el decreto 368-20, el Despacho de la Primera Dama.

La disposición presidencial dispone que, a partir de ahora, el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) será manejado por el Ministerio de Salud Pública; y su dirección, funciones y atribuciones quedan en manos de un Consejo, integrado por representantes del Gobierno y la sociedad civil, quienes laborarán de manera honorífica.

El Mandatario también creó una «Comisión Evaluadora» de los diferentes programas del Despacho de la Primera Dama, cuyos integrantes serán designados por el Ministerio de la Presidencia, quien la coordina, y cuya función será la evaluación y reasignación de todos los programas y servicios administrados por dicho despacho.

Conforme a la normativa vigente, en relación al presupuesto, ingreso y gasto público, la Comisión de Evaluación determinará la redistribución de los montos que resulten de la eliminación, sustitución y reasignación de los programas y servicios que ofrecía dicho Despacho, los cuales serán destinados al sistema de salud pública y a las organizaciones no gubernamentales dedicadas a objetivos afines a dichos programas y servicios.

A %d blogueros les gusta esto: