Pepe Goico: “De todo lo que se me ha acusado he salido con sentencias a mi favor»

El coronel del Ejército Pedro Julio Goico Guerrero (Pepe Goico) defendió que cuando fue vinculado al fraude por 400 millones de pesos al Banco Intercontinental (Baninter) en el 2002, salió caminando del tribunal porque se emitió una sentencia de tres páginas en la que fue absuelto del caso y el procurador general de la corte en ese entonces no se “atrevió” a apelar.

 

“Yo duré 20 años con ese silencio, nadie conoce que esa sentencia tiene tres páginas y no mencionó la cuarta página porque no fue apelada, el procurador general de la corte no se atrevió a apelar, se convirtió en definitiva”, indicó.

 

Pepe Goico fue entrevistado por los comunicadores Mariano Abreu, Edward Ramírez, Jean Cristofer Pérez y Milcíades Guevara en el programa “Enfrentados”, transmitido por la plataforma digital El Nuevo Diario TV y los espacios televisivos Sí TV, Ruta 66, Latina TV en la región Este y Festiva Tv en Estados Unidos, Festiva TV con una transmisión especial por ACTV Televisión del grupo Hilando Fino.

 

Asimismo, reiteró que nunca existió la “Pepe card”, sino que los “bots de la época” se encargaron de crearla, y quien en realidad tenía una tarjeta de la hoy desaparecida entidad bancaria era el expresidente de la República, Leonel Fernández.

 

Caso Quirino:

 

Al hablar de cuando fue imputado por uso y distribución de dinero proveniente del narcotráfico en coordinación con el excapitán Quirino Ernesto Paulino Castillo, en el 2006, Pepe Goico indicó que tampoco se pudo probar los hechos imputados.

 

Señaló que cuando el procurador de ese entonces, José Manuel Hernández Peguero, apeló la sentencia, la misma fue ratificada por el tribunal, el cual declaró que los hechos imputados “solo existieron en la mente del acusador recurrente”.

 

Reintegro

 

Sobre su reintegro al Ejército, Pepe Goico insistió en que sus derechos fundamentales le fueron violados, por lo que desde el 2004 viene luchando contra un decreto “mal confeccionado y violatorio”, que lo puso en condición de retiro.

 

También sostuvo que el cheque de los cuatro millones 305 mil 205 pesos por concepto de pagos atrasados cubría en una proporción “equivoca” lo que realmente le correspondía.

 

Precisó que cuando se emitió el decreto en el 2004 no llenaba los requisitos para ser puesto en condición de retiro, por lo que una sentencia del del Tribunal Superior Administrativo (TSA) ordenó su reintegro a las filas del Ejército y el pago de los salarios dejados de percibir por las funciones que desempeñaba en el Ministerio de Defensa.

 

“Que se cumpla el reintegro con el rango que yo tengo. Olvídate de la palabra yo quiero, es una sentencia que hay que cumplir, no queda otro camino, tan simple como eso, las sentencias no se discuten, ni se analizan, se cumplen y eso lo tenemos bien claro”, agregó.

A %d blogueros les gusta esto: