Otro cargo de la embajada en Ucrania confirma que Trump se implicó en presiones hacia funcionarios

EE.UU. -Un alto cargo de la embajada de EE.UU. en Ucrania, David Holmes, ha confirmado en una declaración privada ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que Donald Trump se implicó personalmente en las presiones a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, para impulsar investigaciones contra sus rivales políticos.

En ella, el diplomático, que trabaja como asesor político en la embajada en Kiev, relata una llamada telefónica entre Trump y Gordon Sondland, el embajador de EE.UU. en la Unión Europea y pieza central en la investigación del ‘impeachment’.

Holmes escuchó la llamada en la terraza de un restaurante de la capital ucraniana. Según su relato, el volumen de la voz de Trump era tan alto que Sondland tenía que apartar el aparato de su oído y se podía escuchar al presidente.

La conversación fue el 26 de julio, un día después de la llamada telefónica entre Trump y Zelenski que fue denunciada por un «soplón» interno y que provocó el impulso del ‘impeachment’.

«Entonces, ¿va a hacer la investigación?», preguntó Trump al embajador, según ha testificado Holmes. Sondland le dijo que Zelenski «ama tu culo» y que haría «cualquier cosa que le pidas».

Holmes es un diplomático de carrera, que se declara «apolítico», que ha servido a distintas administraciones desde la presidencia de George W. Bush y que mostró su disensión con las políticas de Barack Obama en Afganistán, aunque los republicanos han tratado de retratarle como un alto cargo cercano a los demócratas.

El diplomático tuvo conocimiento directo de la llamada después de que se haya criticado que muchos testigos en el ‘impeachment’ no tuvieron acceso directo, sino secundario, a las conversaciones.

Es una llamada que añade detalles a la existencia de contraprestaciones como medida de presión por parte de Trump, algo que ya confirmó el embajador en Ucrania, William Taylor, en su testimonio ante el Congreso.