Nueva Jersey se prepara para la llegada del Coronavirus

EE.UU. —El gobernador del estado de Nueva Jersey (EE.UU.), Phil Murphy, anunció que su administración ha creado un grupo de trabajo para hacer frente a la llegada de pasajeros procedentes de China debido al brote del coronavirus.

“Con el brote del coronavirus y su rápida propagación por el mundo, resulta crítico que Nueva Jersey esté listo para adoptar los protocolos necesarios”, señaló Murphy en un comunicado divulgado a través de las redes sociales.

El aeropuerto internacional de Newark, en el estado de Nueva Jersey, situado en la costa este de EE.UU., es una de las principales vías de entrada de viajeros procedentes de China, donde ya han fallecido al menos 425 personas debido a esta infección respiratoria.

El grupo de trabajo establecido por Murphy, detalla el comunicado, reunirá a “expertos de las diferentes agencias estatales, personal sanitario y otros socios federales” para trabajar de manera conjunta con el objetivo de “proteger la salud y la seguridad” de los ciudadanos de la región.

Asimismo, el grupo de trabajo se encargará de la coordinación entre distintas instituciones sanitarias y hospitales, y gestionará los preparativos precisos para poder tratar a quienes muestren síntomas del coronavirus.

De su lado, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informó del segundo caso de contagio del coronavirus registrado en EE.UU. En total, ya son 11 los casos confirmados en el país norteamericano.

“Esperamos ver más casos de infección persona a persona”, advirtió la doctora Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias del CDC, durante una rueda de prensa telefónica celebrada hoy.

El pasado sábado las aerolíneas que operan en suelo estadounidense comenzaron a preguntarles a los pasajeros que llegan al país si han estado en China continental en los últimos catorce días, tal y como ha ordenado el Gobierno.

La intención de las autoridades es poder localizar a cualquier persona que muestre síntomas de contagio, aunque Messonnier reconoció que resultará “imposible” dar con todas ellas debido a “la naturaleza del virus”.

En Nueva York se habla de tres posibles casos de infección, aunque todavía no han sido confirmados oficialmente.

Mientras tanto, los ciudadanos de esta ciudad han agotado las existencias de mascarillas, por lo que muchos de ellos están improvisando medidas para prevenir el contagio.

A %d blogueros les gusta esto: