Mundo: Muchos reservistas rusos tienen que comprar su propio chaleco antibalas para combatir en Ucrania

Compartir

Las condiciones en  que están siendo enviados los reservistas rusos llamados a luchar en la guerra en Ucrania parecen haber empeorado respecto al inicio del conflicto, hasta el punto de que “probablemente” tengan que comprar su propio chaleco antibalas, una situación que está llevando a que su precio se haya disparado en el mercado, según apunta el último informe de inteligencia británico difundido este sábado por el Ministerio de Defensa.

Según explican en un comunicado, los contingentes de reservistas rusos movilizados en Ucrania durante  últimas dos semanas tienen un nivel medio de equipamiento personal “inferior a la ya escasa provisión de tropas desplegadas anteriormente”.

Por este motivo, “es probable que muchos reservistas deban comprar su propio chaleco antibalas, especialmente el moderno chaleco 6B45“. Este modelo de chaleco forma parte del uniforme militar de los soldados rusos, por lo que la inteligencia británica prevé “un problema general   unidades de combate”, señalan.

La alta demanda ha hecho que los precios de este tipo de chaleco se hayan encarecido en cuestión de pocos meses, y ya se está vendiendo online por  40.000 rublos (656 euros al cambio), frente a los 12.000 rublos (197 euros) que costaba en abril, indica el informe del ministerio británico.

sharethis sharing button

Según indica el Reino Unido, “la corrupción endémica y la logística deficiente” continúan siendo una de  causas subyacentes del “mal desempeño de Rusia en Ucrania”.

Como ejemplo de esta mala gestión, la inteligencia británica ha apuntado que en 2020,  autoridades rusas anunciaron el suministro de 300.000 conjuntos de chalecos antibalas Ratnik al ejército ruso, una cantidad que Reino Unido ve “suficiente”  equipar a las fuerzas actualmente desplegadas en Ucrania.

El pasado mes de septiembre, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció una movilización parcial de reservistas  las que aspiraba a llamar a filas a unas 300.000 personas más para  en Ucrania. Este viernes, el mandatario ruso ha confirmado que las actividades vinculadas a esta movilización concluirán en dos semanas.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *