México aprueba ley que pone límites a agentes extranjeros

MÉXICO. —La Cámara de Diputados de México aprobó un controversial proyecto de ley que limita la cantidad de agentes extranjeros y elimina su inmunidad.

La votación se produjo cuatro días después de que el secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, dijo que la propuesta perjudicaría la cooperación transfronteriza y beneficiaría a los cárteles de narcotráfico.

Con 329 votos a favor y 98 en contra, y 40 abstenciones, la cámara baja de México envió la propuesta al presidente Andrés Manuel López Obrador para su promulgación. El presidente propuso la iniciativa y el Senado de la nación ya la aprobó.

La propuesta requiere que todos los agentes extranjeros, sin importar del país que sean, compartan toda la información que recopilen con las autoridades mexicanas. También requeriría a cualquier funcionario mexicano que contacten que envíe un reporte por escrito a las autoridades federales.

El viernes, Barr dijo que Estados Unidos estaba preocupado por la propuesta, señalando que “tendría el efecto de hacer más difícil la cooperación entre nuestros países” y añadió: “Esto haría que los ciudadanos de México y Estados Unidos estén menos seguros”.

“La aprobación de esta propuesta sólo puede beneficiar a las violentas organizaciones criminales transnacionales y a otros delincuentes que estamos combatiendo de manera conjunta”, escribió Barr.

El proyecto de ley incluye una promesa vaga de mantener en secreto cualquier información que sea compartida con México. Tradicionalmente, México ha dependido de los agentes estadounidenses para generar la mayoría de su información de inteligencia sobre los cárteles de narcotráfico, pero tiene un historial de funcionarios que han filtrado ese tipo de información y en ocasiones, incluso la han compartido con las organizaciones de narcotráfico.

En la mayoría de los países, el principal agente de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) tiene total inmunidad diplomática y otros agentes tienen algún tipo de inmunidad limitada o técnica. La propuesta eliminaría toda inmunidad.

La iniciativa también especifica que cualquier funcionario público mexicano, ya sea a nivel municipal, estatal o federal, que intercambie aunque sea una llamada telefónica o mensaje de texto con un agente estadounidense, deberá “entregar un informe escrito a las secretarías de Relaciones Exteriores y de Seguridad y Protección Ciudadana dentro de los tres días siguientes”.

El columnista y ex diplomático Gabriel Guerra dijo que las nuevas normas eran comprensibles dado que la conducta de los agentes de la DEA ha sido un tema conflictivo en el pasado.

A %d blogueros les gusta esto: