Más de un mes de protestas, y Chile no baja la guardia

CHILE. -Miles de personas protestaban este viernes en una céntrica plaza de Santiago de Chile a 36 días de un violento estallido social que obligó al gobierno a tramitar mejoras destinadas a por lo menos 1,5 millones de adultos que sobreviven con 146 dólares al mes.

La protesta pacífica era dispersada con gruesos chorros de agua de la policía, que añadió profusos gases lacrimógenos contra aproximadamente doscientos enmascarados que azotaban con piedras y bombas molotov desde las periferias de la manifestación. Los hechos se repetían en el norte y sur del país.

Los manifestantes bailaban, saltaban y cantaban en medio del ánimo festivo que caracteriza las protestas en las que flamean miles de banderas chilenas y mapuches; mapuches: la etnia originaria chilena que resistió por 300 años la conquista española.

En las inmediaciones, era notoria la prensencia de una mujer que tomaba fotografías, las enmarcaba en un cartón con los colores patrios, y rubricaba entonces la leyenda: “Chile Despertó”.

La policía tiene prohibido desde el martes usar escopetas antidisturbios luego de que dos informes de expertos aseguraran que sólo un 20% de sus componentes eran goma. Mediante proyectiles y balines, más de 2.500 personas han resultado heridas. «Ahora sólo se pueden utilizar balines o proyectiles ante riesgos de vida», aseveró el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

La vocera del Gobierno, Karla Rubilar, responsabilizó de este reciente brote de violencia a “barras bravas (fanáticos del fútbol) asociadas al narcotráfico y a la delincuencia más dura”.

“Están aprovechando esta situación”, agregó.

La magnitud de las protestas ha descendido progresivamente, aunque reaparece cada viernes en una céntrica y enorme plaza donde, en pancartas, se lee una amplia gama de demandas que van desde mejores pensiones, salarios, salud y educación, hasta una nueva Constitución.

A %d blogueros les gusta esto: