CHINA. —El coronavirus COVID-19 deja más de 160.000 casos de contagio en más de 140 países del mundo, la inmensa mayoría (cerca de 81.000) en China, donde se han registrado 3.203 muertes por esta causa. La cifra de decesos en todo el mundo supera los 5.000 y la de los recuperados, los 65.000.

Fuera de China se han confirmado casos en más de 140 países, incluido España, que es el segundo país de Europa, por detrás de Italia, con más de 7.000 casos.

Es especialmente preocupante la situación en Italia, que supera los 24.000 contagios y es el país con más casos y más muertes después de China. Le sigue Irán con más de 12.000 casos confirmados y 611 muertes. Además, Corea del Sur ha registrado más de 8.100 diagnosticados y 75 muertes.

La rapidez con la que se extiende la enfermedad ha llevado a varios países a cerrar sus fronteras con China y también con Irán.

También se ha prohibido la entrada a ciudadanos de países europeos con gran número de contagios, como Italia o España, que tienen grandes restricciones.

Estados Unidos decidió el 12 de marzo prohibir la entrada de los vuelos de países europeos, a excepción del Reino Unido, pero esta media se amplió dos días después también a este país.

Más de 85 países, entre los que se encuentran Arabia Saudí, El Salvador, Guatemala, India, Italia, Irak, Israel, Jamaica, Jordania, Kuwait, Líbano, Malta, Nepal, Republica de Kiribati y Vietnam han prohibido la entrada de españoles o les ha impuesto algún tipo de cuarentena o control sanitario.

China (81.011 casos, 3.217 muertes). El país epicentro del brote lidera el ránking de diagnósticos y fallecimientos, la mayoría de ellos en China Continental.

En Hong Kong (146), cuatro personas han muerto; mientras que Macao registró 10 contagiados que ya han sido dados de alta.

A %d blogueros les gusta esto: