Los maestros siguen firmes en la no reapertura de aulas

SANTO DOMINGO. —Las autoridades del Ministerio de Educación y la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) mantienen sus diferencias sobre la decisión de reanudar la docencia presencial anunciada la semana pasada por el ministro Roberto Fulcar.

Iniciar la docencia presencial o semipresencial, sin antes inocular al 100% de los profesores y el personal administrativo de los centros educativos sería muy riesgoso y peligroso, a juicio del presidente de la corriente magisterial Eugenio María de Hostos.

El ex presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hidalgo, dijo no estar de acuerdo con el retorno de los profesores a impartir docencia presencial hasta que todo el personal docente y administrativo del sistema este vacunado “preferiblemente con la vacuna de Pfizer, por su alto grado de eficacia”.

El dirigente magisterial considera que el retorno a las aulas debe ser autorizado por la Dirección de Epidemiologia del Ministerio de Salud Pública, y sólo cuando la positividad esté por debajo de un 5%.

“No se recomienda iniciar la clase presencial cuando el índice de positividad sea superior a un 5% en relación con la comunidad donde se encuentre el centro. En tal sentido, la tasa promedio de positividad de las últimas semanas ronda el 15%”, asegura Hidalgo.

Por esa razón no cree prudente acogerse al anuncio hecho por el Ministerio de Educación y el Gabinete de la Salud.

Hidalgo lamentó que los profesores no hayan sido considerados personal de primera línea e incluidos en las primeras jornadas de vacunación”, para así garantizar la vuelta a clases del estudiantado.

Estimó que cuando todo el personal docente y administrativo esté vacunado, el retorno a las aulas estaría garantizado.

De su lado, la presidenta de la ADP, Xiomara Guante, cree “imprudente” que se llamara a clases presenciales sin el aval del gremio educativo.

“La ADP no está de acuerdo con el retorno a clase presencial en este momento”, fue la tajante aseveración de Guante al ser consultada por los periodistas.

Dice que los profesores, los estudiantes y el personal de administración, tienen que ser tomados en cuenta antes de decidir el reinicio de la docencia porque son los que estarán “en el centro del peligro”.

Guante coincide con el profesor Hidalgo en que para retornar a las aulas se requiere que el grado de positividad esté por debajo del 5%, ya que en la actualidad supera el 15%, por lo que no es prudente hablar de llevar a las aulas a los profesores, los estudiantes y el personal administrativo.

A %d blogueros les gusta esto: