Los demócratas redactan su acusación contra Trump tras una semana frenética

EE.UU. -Un comité liderado por la oposición demócrata ha comenzado a redactar la acusación contra el presidente estadounidense, Donald Trump, por sus presiones a Ucrania, después de una semana frenética de audiencias públicas que les han dado más munición para someter a un juicio político al mandatario.

El Comité de Inteligencia de la Cámara Baja empezó esta semana a escribir un informe que resumirá sus conclusiones y permitirá al Comité Judicial decidir si redacta artículos para someter a un juicio político a Trump, informaron medios estadounidenses.

Mientras tanto, Trump ha asegurado que «sí quiere» que se celebre el juicio político en su contra, y que desea que en dicho juicio también testifique el informante anónimo que desató el escándalo sobre Ucrania, cuya identidad aseguró conocer.

«Francamente, quiero un juicio», afirmó Trump en una entrevista telefónica de casi una hora con el programa matutino de su cadena de televisión favorita, Fox News.

«Quiero que el informante, que hizo una denuncia falsa, testifique», añadió.

El presidente dijo conocer la identidad del informante, que describió como ‘un estratega político’, a pesar de que lo único confirmado hasta ahora es que se trata de un agente de la CIA.

Aunque algunos medios conservadores han filtrado el nombre de un funcionario al que acusan de ser el informante, su identidad no se ha corroborado y el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, el demócrata Adam Schiff, ha asegurado que desconoce de quién se trata.

Trump apuntó que también quiere que Schiff testifique en un posible juicio político para hablar ‘sobre el informante’, y que también lo haga el hijo del ex vicepresidente Joe Biden, Hunter.

La investigación a Trump se basa en sus presiones para lograr que Kiev investigara si Biden «flaqueó» en Ucrania cuando era vicepresidente, y su hijo Hunter, cuando estaba en la junta directiva de la compañía de gas ucraniana Burisma.

Tras escuchar el testimonio de nueve testigos durante tres días esta semana, la Cámara Baja entró en receso hasta el próximo martes, sin programar por ahora ninguna nueva audiencia pública.

A %d blogueros les gusta esto: