López Obrador cumple una semana con covid

MÉXICO. —El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cumple una semana infectado de la covid-19 y con su estado de salud manejado entre opacidad y vacíos por el Gobierno del tercer país del mundo con mayor cantidad de muertos por la pandemia.

“El Gobierno no ha manejado de manera correcta la información de la salud del presidente y de manera innecesaria generó rumores e incertidumbre”, expresa el consultor político Edgar Ortiz Arellano, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Tras revelar su contagio el domingo pasado, López Obrador subió conversó con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, para acceder a la vacuna Sputnik V.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, encargado de gestionar la pandemia en México, expresó ese día que el Gobierno no revelaría “ningún dato clínico” a “lo largo del periodo de recuperación del presidente” porque es “materia de su privacidad».

El silencio del primer mandatario, quien suele controlar la agenda mediática con sus ruedas de prensa “mañaneras” y mensajes en redes sociales, levantó teorías de conspiración sobre la veracidad de su enfermedad y preocupación sobre su estado de salud.

“Todavía tengo covid, pero ya los médicos me dicen que está pasando la etapa crítica.

Ahora me presento con ustedes para que no haya rumores, malos entendidos, estoy bien aunque todavía tengo que guardar reposo”, declaró en un vídeo desde el Palacio Nacional, su único mensaje hasta ahora.

Pero el consultor Ortiz Arellano considera que la mejor forma de acallar los rumores es con informes médicos “bien sustentados” que digan “cuál es la condición exacta” del mandatario.

“No es suficiente el hecho que el presidente salga en un vídeo, parece más bien un acto de propaganda que una acción responsable del Gobierno, es decir, un vídeo como si fuese una prueba de vida para acallar los rumores”, observa el académico.

Hasta ahora, la última actualización la dio Ricardo Cortés, director general de Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, quien afirmó que el presidente “continúa con un cuadro bastante leve”, por lo que está a la mitad de su aislamiento de 14 días.

El profesor Ortiz Arellano opina que el Gobierno ha creado un “vacío de información” por no designar a un portavoz que detalle la salud del mandatario, quien en México también es comandante de las Fuerzas Armadas.

“El tema de la salud del presidente es de seguridad nacional, el presidente de la República en el caso mexicano es jefe de Estado y jefe de Gobierno, tiene una doble responsabilidad, entonces es un asunto de carácter público”, sostiene.

A %d blogueros les gusta esto: