Llegan a octavo día protestas frente a la JCE por suspensión municipales

SANTO DOMINGO. —Al cumplirse el octavo día de protestas frente a la Junta Central Electoral (JCE) dominicana por la suspensión de las elecciones municipales del 16 de febrero cientos de personas volvieron a congregarse para exigir explicaciones sobre lo ocurrido en la jornada electoral frustrada.

En esta ocasión la plaza donde se ubica la JCE, cuyos accesos están cortados al tránsito, estuvo mucho menos concurrida que en jornadas anteriores. En esta jornada los autores decidieron darse un respiro para no «contaminar» su movilización apartidista con las marchas realizadas por formaciones de la oposición.

A pesar de la merma en el número de manifestantes la Plaza de la Bandera, fuertemente custodiada por agentes de seguridad, sigue siendo el punto donde van los jóvenes dominicanos para hacerse oír; más aún desde hoy, gracias a una nueva iniciativa que pone micrófono y altavoces, donados para la causa, a todo aquel que quiera contar por qué está ahí, tal y como invita un cartel hecho a mano.

Carla Faxas es una de las responsables de esta forma de dar voz a la juventud y, según lo explicó, para ella “era muy importante que todo el mundo sintiera que podía hablar, que podía dar opinión, dar ideas y educar a otros. «Una protesta sin un vocero y sin educación no tiene sentido. Esta protesta nos unió a todos, así que vamos a escucharnos, vamos a oír a todo el que está aquí”, sostuvo la aludida.

El civismo ha sido la nota predominante en estas jornadas reivindicativas en las que ha estado presente cada día el director de cine José María Cabral, que está preparando un documental “espontáneo” sobre los procesos electorales de este 2020.

“Es un proyecto muy arduo porque hay muchas cosas, pero yo creo que es muy necesario. Así que esperamos que sigan acudiendo personas y que esta manifestación no pare de aquí al 27 de febrero”, indicó el productor.

Para esa fecha, día de la independencia y del discurso de rendición de cuentas presidencial, en este caso el último que pronunciará el presidente Danilo Medina, se está preparando una movilización multitudinaria en la que los organizadores esperan que la Plaza de la Bandera se desborde.