La Sociedad Dominicana y sus Monstruos

Compartir

Por Ulises Guevara Feliz 

 

El concepto monstruo es muy amplio ligado a la mitología y la ficción, este se aplica a cualquier ser que presente características por lo general negativas, ajenas al orden regular de la naturaleza. En su origen empezó siendo un presagio divino; estos se pueden describir como seres híbridos que pueden cambiar elementos humanos, animales y neurológicos así como tamaño anormal y facultades sobrenaturales, éste termino en la sociedad Dominicana se reserva a persona que inspiran miedo o repugnancia.

 

Los monstruos en la Sociedad Dominicana se forman en la familia, en ciertos sectores de la sociedad y en las instituciones estatales y a final de cuentas, todo son tóxicos. Es importante hablar de cada uno de ellos sobre su entorno, su radio de acción y sobre todo el mal que ocasionan.

 

En la familia suelen crearse ciertos monstruos, muchas veces por la tolerancia de papá y mamá, éstos son perjudicial para esa familia, fuera de ahí son bonachones, divertidos y hasta serviciales, son aquellos a quienes se les llama candil de la calle y oscuridad de la casa, porque en su casa son insoportables, se creen merecedores de todo y cuando se le niega algo lo rebatan, ofenden de manera continua, la vida de los demás poco les importa porque él es él y sólo él, éste monstruo es el producto de una debilidad de papá y mamá que cuando tenían que corregirlo lo que hicieron fue tolerarle y aplaudirle su inconducta.

 

El monstruo de ciertos sectores de la sociedad, puede ser que éste sea el mismo que se formó en la familia, pero puede ser que sea el que en un sector determinado se le haya tolerado y celebrado todas sus diabluras o que nadie lo ha querido enfrentar o denunciar por temor a represalia por parte de éste, en su gran mayoría se dedican a cometer crímenes y delitos, entre puntos de Drogas, robos, peleas…

 

El monstruo que crea el Estado o que se crea desde una Institucion del Estado, éste si es dificil, porque mientras los otros, o sea, el que se crea en la familia y el que se crea en cierto sector de la sociedad su conducta solo pudiera afectar a un conglomerado muy determinado, contrario al que tiene una Institucion de jurisdicion nacional, éste se considera dueño y señor de todo lo que hay en la Institución, administra a su antojo, nombra mujeres a cambio de placer sexual, el mismo tiene una gran ventaja para crecer económicamente a costa de los impuestos que pagamos los contribuyentes, crea equipos afines a sus intereses pero sólo se impone su opinión, muchas veces suele irse a viajes fuera del país a preparase, pero esta preparación es a costa de nuestros impuestos, lo que aprende no es usado para la colectividad a él no le interesa eso, le interesa él y solo él, por eso sustrae los recursos de la Institucion, este chantajea, prevarica, intima, crea cierto terror, el que no está con él en la Institucion lo hace cancelar y si no lo puede cancelar lo persigue por todos los medios, esto es lo que se llama un verdadero monstruo.

 

Los monstruos son de diferentes tamaños, esto va a depender la Institucion que manejan, pero nunca van a dejar de ser monstruos, muchos aprovechan las instituciones Regionles y provinciales para también hacer su Agosto, son tipos sin ningún tipo de escrúpulos, y lo grande de estos es que cuando tu lo enfrentas quieren ponerte lo de ellos a ti, o te dicen yo no me voy sólo como una forma de chantajear, yo espero y tengo fe que algún día nos libremos de estos monstruos que desde tanto tiempo vienen creándose desde el Estado, que hacen más daño que los demás en el sentido de que de esas conductas de un servidor público da lugar a conductas de ciertos particulares por el efecto de la pérdida de la calidad moral para actuar y corregir, aspiro firmemente a que haya un régimen de consecuencia para todos estos monstruos, para que podamos tener mejor salud, mejor educación, mejor justicia y sobre todo mejores ciudadanos

 

Hasta pronto si Dios y ustedes lo permiten, pasen buen fin de semana.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *