La familia de Liz María no desmaya en la búsqueda de su cadáver; Anuncian marcha para el domingo

SANTO DOMINGO. —“Ya yo he hablado con la prensa, atiéndelo tú, Nicaurys”, era lo que decía una hastiada, cansada y muy desilusionada Licelot García, madre de Liz María, la niña de nueve años de edad que fue violada y asesinada por el confeso Starlin Santos “El panadero” el pasado 16 de agosto.

En la casa, estaban su familia y varios vecinos, mientras que Nicaurys Sánchez, tía de la víctima, era quien hablaba con el equipo periodístico que acudió a la vivienda en busca de nuevos datos sobre la desaparición de la menor.

Sánchez cuenta cómo en las últimas 11 noches en la casa, del Ensanche Isabelita, no se ha podido dormir debido a la incesante búsqueda del cuerpo de la menor.

“Yo no duermo desde la noche de ese domingo. ¿Y cómo lo haría?”, exclamaba Pedro Sánchez, padre de Liz María.

“Aquí no se duerme, yo tengo 11 días que no duermo pensando en mi muchachita, ella es mi vida, mi hija mayor y no sé cómo estarme tranquilo. No he comido bien, mira cómo está la cocina aquí, es difícil estar en una situación en donde realmente tú no sabes qué pasó con tu hija”, decía.

Pedro y su familia planteaban su angustia, ya que las autoridades cesaron la búsqueda del cuerpo, y dicen que no tiene ningún apoyo de las autoridades, que nadie los ha contactado para ponerlos al tanto de la situación.

“Yo tengo todos estos días buscando vídeos entre los amigos míos que tienen negocios y todo eso (…), yo un día fui solo y revisé toda la alcantarilla desde Haina hasta aquí y ninguna patrulla se fue conmigo. Nos han abandonado a nuestra suerte”, seguía narrando Pedro.

De su lado, Luis García, padre de Licelot, indignado, dice que si el caso le hubiera sucedido a una personada “adinerada” las autoridades ya lo hubieran resuelto.

La familia fue tajante al decir que su búsqueda no descansará hasta tanto el cadáver aparezca, y que sólo se le dará cierre al caso en el momento que le puedan dar cristiana sepultura a la niña de nueve años.

Los moradores del sector se plantean cuál sería su próximo movimiento para llamar la atención y que el caso no quede en el olvido.

«Hemos pensando en hacer otra huelga en Las Américas (similar a la del martes 18) pero nosotros no queremos problemas, lo que queremos es que el caso se mantenga en pie porque han querido taparlo con el asunto «del café» y el caso de Don Miguelo», narraba una de las residentes del sector.

Los moradores del sector tienen la decisión de realizar una marcha el próximo domingo a las dos de la tarde. Dicen que la harán de manera pacífica para mantener el caso vigente hasta tanto aparezca el cadáver de la niña.

Liz María fue vista con vida por última vez el pasado domingo 16 de agosto, y su cuerpo es buscado por las autoridades desde el martes 18 de agosto cuando Starlin Santos confesó que la había violado y asesinado.

El hombre confesó que luego de cometer el hecho lanzó el cadáver al mar Caribe, específicamente a la altura del kilómetro 14 de la autopista Las Américas.

A «El Panadero» le fue dictada prisión preventiva por 18 meses como medida coercitiva a ser cumplida en la Nueva Victoria; pero el caso fue declarado «complejo».

De acuerdo con la solicitud de medida de coerción, el hombre estranguló a la niña en la habitación donde éste residía, ubicada en la parte atrás del número 141 de la calle 10, casi esquina Respaldo 13, del ensanche Isabelita.

A %d blogueros les gusta esto: