La Casa Blanca quiere usar el Super Bowl para promover mensaje sobre covid-19 y las vacunas

EE.UU. —El objetivo urgente del presidente Joe Biden para enfrentar la pandemia de covid-19 depende en gran medida de persuadir a los estadounidenses a vacunarse lo más rápido posible. También de educar al público sobre el virus. En ese sentido, sus principales asesores han considerado al Super Bowl de este fin de semana como una oportunidad de anotar algunos puntos.

El presidente y la primera dama, Jill Biden, grabaron un mensaje agradeciendo a los trabajadores de la salud, el cual se transmitirá antes del juego. Así lo indicó una fuente familiarizada con los planes. Un funcionario de la administración le dijo que la Casa Blanca también esperaba usar el evento de este domingo para combatir las indecisión frente a las vacunas.

Además de hablar, en especial a las comunidades rurales negras, latinas y blancas que «no usan mascarilla», según el funcionario. El Super Bowl es «una oportunidad interesante para llegar a esas tres audiencias», dijo la fuente.

La Casa Blanca ha estado en contacto con la NFL y otras marcas involucradas en el Super Bowl sobre maneras de integrar mensajes a favor de las mascarillas y las vacunas en el evento con amplia audiencia, dijo un funcionario de la Casa Blanca. Sin embargo, se negaron a dar más detalles sobre el alcance de la colaboración de la Casa Blanca con la liga o con empresas específicas.

Esta estrategia de mensajes en el Super Bowl forma parte de una campaña nacional de gran alcance que el gobierno de Biden intenta desarrollar.

El objetivo es instar a un comportamiento responsable y alentar a los estadounidenses a recibir la vacuna contra el covid-19 cuando sea su turno.

El proyecto ha consultado a economistas del comportamiento y estrategas de mensajería, dijo un funcionario de la administración.

También está monitoreando continuamente las encuestas sobre el tema. Los principales asesores de Biden también han intercambiado ideas sobre personas en las que el público confía, incluidas algunas celebridades. La idea es que las figuras públicas podrían ayudar a difundir su mensaje en el futuro.

Esto ocurre mientras la preocupación abrumadora que Biden ha expresado durante los informes de sus principales asesores de salud se ha centrado en preguntas sobre la velocidad y el alcance de las vacunas contra el covid-19, dijo el funcionario.

«Dímelo directamente. ¿Cuán rápido podemos ir? ¿Cuán rápido podemos conseguir gente?». Esta fue la manera como el funcionario describió algunas de las preguntas más urgentes que Biden hace a sus principales asesores de covid-19. «¿Cómo podemos llegar a todo el mundo, no solo a las personas fáciles?», añadió.

Principalmente, Biden adoptó un tono optimista en público la semana pasada cuando dijo que tenía la esperanza de que Estados Unidos pudiera administrar 1,5 millones de vacunas por día en cuestión de semanas.

Su objetivo previamente declarado era conseguir 1 millón de inyecciones diarias durante los primeros 100 días de su presidencia. Biden también dijo que cualquiera que quiera una vacuna podrá obtenerla esta primavera. Justamente, un plazo más ambicioso de lo que proyectaron anteriormente algunos de sus principales funcionarios de salud.

A %d blogueros les gusta esto: