Jefes militares de EE.UU. condenan la ‘sedición y la insurrección’ en el Capitolio

EE.UU. —Los líderes militares más influyentes de Estados Unidos condenaron la violenta invasión del Capitolio la semana pasada y les recordaron a los miembros del Ejército su obligación de apoyar y defender la Constitución y rechazar el extremismo.

Así lo hicieron en una declaración que subraya los desafíos sin precedentes que enfrenta el país después del intento de insurrección del 6 de enero por parte de los seguidores del presidente Donald Trump.

«Fuimos testigos de acciones dentro del edificio del Capitolio que son incompatibles con el Estado de Derecho. Los derechos a la libertad de expresión y reunión no le dan a nadie el derecho a recurrir a la violencia, la sedición y la insurrección», dice el comunicado, firmado por el general de mayor rango de Estados Unidos, Mark Milley, y todo el Estado Mayor Conjunto, que está compuesto por los jefes de cada rama militar.

El comunicado fue firmado por el general de mayor rango de Estados Unidos, Mark Milley, y todo el Estado Mayor Conjunto.

La extraordinaria declaración subraya la magnitud del desafío y la profundidad de la incertidumbre y la preocupación en Washington, donde los funcionarios de todo el sistema de seguridad de EE.UU. se esfuerzan por lidiar con las secuelas del caos en el Capitolio y en todo el país, mientras los 50 estados se preparan para posibles actos de violencia.

Al mismo tiempo, funcionarios federales están definiendo la mejor manera de proteger a los legisladores en la sede de la Democracia Estadounidense, a medida que sale a la luz más información sobre los planes de los partidarios de Trump de organizar otro ataque e interrumpir la toma de posesión del presidente electo Joe Biden.

Estos esfuerzos están en marcha en todas las agencias de seguridad a nivel federal y local a medida que continúa desarrollándose el drama político de Washington.

A %d blogueros les gusta esto: