Inician los testimonios públicos sobre juicio político contra Donald Trump

WASHINGTON. —La investigación con miras a un posible juicio político a Donald Trump sale de las sombras: a partir del miércoles se llevará a cabo a plena vista del público, que podrá juzgar por sí mismo la gravedad de los testimonios relacionados con las presiones del presidente estadounidense para que Ucrania investigase posibles irregularidades de Joe Biden y de su hijo.

La ciudadanía podrá ver por primera vez la marcha de las audiencias a través de transmisiones en vivo el miércoles y el viernes.

A diferencia de lo sucedido con Watergate en la década de 1970 y con el juicio político de Bill Clinton en los 90, la gente recibe su información por otras vías hoy y no se puede decir si las sesiones generarán un momento histórico, inolvidable, que despeja todas las dudas.

Funcionarios poco conocidos del Departamento de Estado se harán famosos de la noche a la mañana con sus testimonios.

Los primeros tres en declarar ya declararon a puertas cerradas, ignorando las instrucciones de la Casa Blanca, que les pidió que no se presentasen. Y han ofrecido relatos coincidentes sobre las acciones del gobierno de Trump en el sentido de que habría condicionado ayuda militar a Ucrania a que los ucranianos investigasen a los Biden.

Los republicanos quieren escuchar a otros, incluidos Hunter Biden y el funcionario gubernamental anónimo cuya denuncia de posibles irregularidades en los contactos con Ucrania desataron el proceso que puede terminar con un juicio político a Trump. Los demócratas, no obstante, se oponen a esta solicitud.

De su parte, el representante demócrata Jim Himes dijo que el público escuchará a personas enormemente patrióticas contando la historia de un presidente que extorsionó a un país vulnerable reteniendo ayuda militar.

En algún momento la Comisión de Inteligencia de la cámara baja enviará un informe a la Comisión Judicial, que decidirá si corresponde un juicio político al presidente. La votación sobre el juicio político podría producirse para finales de diciembre.

Al momento en que los demócratas hurgan «en los asuntos del presidente» Donald Trump ha tratado de bajarles línea a la banda republicana recomndándoles acerca de cómo defenderle e insistiendo en que su pasada conversación telefónica con el presidente ucraniano fue «del todo perfecta”.

A %d blogueros les gusta esto: