Impresionante explosión en el puerto de Beirut: hay cientos de heridos

BEIRUT. —Una fuerte explosión sacudió este martes la capital libanesa, sobre la que se eleva una gran columna de humo de color rojizo, que se originó en un almacén de del puerto de Beirut.

Según la agencia estatal, un incendio comenzó cerca de los silos de trigo del puerto, en un almacén de explosivos, lo cual provocó una fuerte deflagración que pudo sentirse en toda la ciudad y sus suburbios. Una gigantesca nube de hongo fue visible a varios kilómetros de distancia.

El reporte preliminar de las autoridades habla de decenas de heridos, sin arrojar mayores precisiones. Posteriormente, la cifra se elevó por encima de los cientos, según estimaciones de la prensa local. Reporteros en el lugar informan de personas ensangrentadas y otras atrapadas bajo los escombros.

Columnas de humo blanco y también de color rojizo se elevan sobre el área del puerto, ubicado en la costa mediterránea.

Residentes reportaron ventanas rotas y la caída de techos precarios, incluso en barrios alejados del lugar. Un fotógrafo de la agencia AP cerca del puerto fue testigo de personas heridas en el suelo y destrucción generalizada en el centro de Beirut.

Casi todas las vitrinas de los comercios de los barrios de Hamra, Badaro y Hazmieh estallaron al igual que las ventanillas de los autos.

El Ministerio de Salud ordenó a los hospitales “recibir a los heridos a cuenta del Ministerio”, en un breve comunicado difundido en su cuenta oficial de Facebook, y la Cruz Roja libanesa está llamando a sus colaboradores a que se movilicen con urgencia.Según el canal de televisión libanés Al Mayadín, afiliado al grupo terrorista Hezbollah, el almacén que explotó contenía gasolina.

Los coches dañados en las cercanías quedaron abandonados en la calle con los airbags inflados. “Los edificios están temblando”, tuiteó un residente, mientras otro escribió: “Una enorme y ensordecedora explosión acaba de engullir Beirut. La escuché a kilómetros de distancia”.

La explosión se produjo en un momento en que el Líbano está sufriendo su peor crisis económica en décadas, que ha dejado a casi la mitad de la población en la pobreza.