Familia en Texas demanda a una compañía eléctrica tras la muerte de hijo durante ola de frío

EE.UU. —Cristian Pavon, de 11 años, murió en su casa rodante el pasado martes en las afueras de Houston (Texas) cuando los temporales invernales dejaron sin electricidad ni calefacción a millones de residentes del Estado sureño.

María Elisa Pineda encontró a su hijo sin vida en la mañana, cuando las temperaturas alcanzaban -12 grados. La familia del menor ha demandado «por negligencia» a la compañía Entergy Texas, su proveedor de electricidad, y al Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (Ercot), supervisor estatal de la distribución del suministro.

La oficina del médico forense aún no ha revelado la causa de la muerte del niño.

La demanda, una de las primeras acciones legales contra los proveedores de energía de Texas tras el desastre, afirma que el menor falleció producto de una hipotermia y pide una indemnización de más de 100 millones de dólares.

En la queja alegan que Cristian no habría muerto si las dos compañías demandadas hubieran alertado a los residentes de que los cortes de electricidad durarían varios días durante la excepcional ola de frío.

La familia vive en una casa rodante en la pequeña ciudad de Conroe, que al momento del fallecimiento llevaba más de 24 horas sin electricidad.

La semana pasada, Entergy Texas y otros proveedores de electricidad en Texas impusieron apagones continuos a partir del lunes pasado producto de la demanda de luz sin precedentes durante la peor nevada de la historia del Estado. Al mismo tiempo, varios generadores eléctricos se congelaron, lo que derivó en que más de cuatro millones de texanos no tuvieran luz, calefacción ni agua durante tres días. Otras decenas de miles permanecieran a oscuras varios días más.

Al menos 58 personas han muerto por causas relacionadas a la ola de frío en el centro y este del país, 32 de ellas en Texas.

El abogado Tony Buzbee, que representa a los demandantes, sostuvo que las compañías tomaron decisiones basadas en generar ganancias en lugar de mantener seguros a los clientes, ya que ignoraron las recomendaciones para acondicionar la infraestructura eléctrica para el invierno tras una severa tormenta invernal de 2011.

Jaliza Yera, un familiar del menor fallecido, activó una página de recaudación de fondos para ayudar a los padres del menor a trasladar el cuerpo del niño a Honduras, su país de origen. Este martes el monto acumulado es superior a los 88.000 dólares. “Su deseo era volver a ver a sus abuelos y eso se lo quiere cumplir la mamá”, reza la descripción de la campaña en el sitio web gofoundme.com.

Cristian llegó a Texas en 2019 para reunirse con su madre, a quien no había visto por más de un año.

A %d blogueros les gusta esto: