Ensayos clínicos de Moderna muestran que «no hay forma» de que se pueda tener una vacuna para noviembre

EE.UU. —Contrariamente a sus predicciones, el presidente Trump no tendrá una vacuna contra el coronavirus lista para el día de las elecciones, dijeron expertos en vacunas a después de revisar datos de Moderna, la primera compañía en comenzar sus ensayos clínicos de fase 3 de una vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos.

«No hay forma. Simplemente no hay manera», dijo el Dr. Peter Hotez, vacunólogo de Baylor College of Medicine y analista médico.

La semana pasada, el presidente Trump dijo que estaba «optimista» de que una vacuna estaría lista alrededor del día de las elecciones del 3 de noviembre.

«Creo que tendremos la vacuna antes de fin de año, ciertamente, pero alrededor de esa fecha, sí. Eso creo», dijo Trump el jueves.

El ensayo de Moderna comenzó la mañana del 27 de julio y tiene la intención de inscribir a 30.000 sujetos de estudio. La compañía ha dicho que está «en camino de completar la inscripción en septiembre».

Moderna no logrará esos 30.000 en septiembre si continúan al ritmo de las dos primeras semanas, pero es probable que la velocidad de inscripción aumente, ya que hasta el viernes solo 54 de los 89 sitios del estudio estaban operando, según la compañía.

Incluso si Moderna alcanza su objetivo de inscripción completa durante el mes de septiembre, la compañía aún no tendrá una vacuna en el mercado para el día de las elecciones, dicen los expertos en enfermedades infecciosas.

«No veo cómo sería posible», dijo el Dr. Paul Offit, vacunólogo del Children’s Hospital of Philadelphia.

Después de que Moderna inscribe a sus sujetos y les da su primera dosis, tienen que esperar 28 días antes de darles una segunda dosis.

Eso significa que los participantes inscritos a fines de septiembre no recibirán sus segundas inyecciones hasta fines de octubre. Offit dijo que luego tienen que esperar dos semanas para que la vacuna sea completamente efectiva.

«Eso te lleva más allá del día de las elecciones», dijo Offit.

Después de eso, los investigadores tienen que esperar y ver quién se enferma con covid-19 y quién no. La mitad de los participantes del estudio reciben la vacuna real y la otra mitad recibe un placebo o una inyección que no hace nada. Ni los participantes ni los médicos que administran las vacunas saben quién recibió qué inyecciones.

Tanto Offit como Hotez predicen que habrá resultados del estudio Moderna en el primer trimestre de 2021 «como tiempo récord».

A %d blogueros les gusta esto: