El Senado desafía a Trump con una ley que le impide ir a la guerra con Irán

La iniciativa, que para convertirse en ley necesita la firma del propio Trump, fue aprobada con el voto de todos los senadores de la oposición demócrata y de ocho republicanos.

El apoyo de los senadores conservadores es significativo porque muestra públicamente la disconformidad de algunos republicanos con la política de Trump hacia Irán y, especialmente, con su decisión de ordenar la muerte hace seis semanas del general iraní Qasem Soleimaní, considerado un héroe en el país persa.

No obstante, se trata simplemente de un gesto simbólico porque Trump ya ha anunciado que vetará la iniciativa.

Es necesario una mayoría de dos tercios en cada Cámara del Congreso para revocar el veto de un presidente y, en esta ocasión, no existe un apoyo tan amplio.

El senador demócrata Tim Kaine, que promovió la iniciativa, consideró en Twitter que el Senado está enviando “un fuerte mensaje bipartidista” para reafirmar la autoridad del Legislativo, que es el único órgano del Estado con capacidad de declarar la guerra, según la Constitución.

Además, la Constitución establece que el presidente es el comandante de las Fuerzas Armadas; pero lo cierto es que el Ejecutivo ha ido ganando mayor poder desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando el Congreso aprobó una ley que daba más margen al jefe de Estado para ir contra Al Qaeda.

A %d blogueros les gusta esto: