EE.UU. —El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, celebró este sábado su primer evento de campaña desde marzo, cuando comenzaron las medidas de confinamiento para combatir el coronavirus en ese país.

El mitin tuvo lugar en la ciudad de Tulsa, Oklahoma, ante una audiencia menor de la esperada.

A principios de la semana, Trump afirmaba en Twitter que casi un millón de personas habían solicitado entradas para el evento.

Pero el recinto, que puede albergar 19.000 personas, estaba lejos de estar lleno , y los planes de utilizar un área exterior en caso de un “desbordamiento” fueron abandonados.

El evento se realizó en medio de las preocupaciones de que la aglomeración de personas podría aumentar la propagación del covid-19.

Apenas unas horas antes del mitin, el equipo de Trump informó que seis miembros del personal involucrado en la organización dieron positivo.

Este evento de campaña es una de las reuniones en espacio cerrado más grandes que se hayan celebrado en EE.UU. desde que comenzó el brote de covid-19 en el país.