El papa selló una reunión histórica para fomentar el diálogo Bagdad

IRAK. —El papa Francisco selló este sábado una de las reuniones más importantes de sus ocho años de pontificado al encontrarse en la ciudad de Nayaf, durante su viaje a Irak, con el ayatolá Ali al Sistani, la máxima autoridad de los chiíes, la otra rama del islam junto a la suní, y abogar por el diálogo entre las religiones para el bien común en el mundo.

Fue el primer acto de la segunda jornada del viaje del papa, de 84 años, que llegó a Irak para una visita de tres días y se convirtió en el primer pontífice en pisar este país.

Francisco celebró la primera misa de un papa con el rito oriental caldeo en la Iglesia de San José de la capital iraquí, ante cerca de 180 fieles, y en una ceremonia en la que se usó el árabe, el arameo, el kurdo y el turcomano, además del italiano.

A %d blogueros les gusta esto: