El coronavirus crea nuevas formas de saludo en el mundo, sin besos ni abrazos

EE.UU. —Rechazar una mano tendida sin pasar por grosero, evitar el beso y el abrazo, o saludarse con los pies, son los nuevos comportamientos sociales que se están adoptando en varios países del mundo frente a la epidemia del nuevo coronavirus.

La Secretaría de Salud de Ecuador sugiere otros estilos a los que ha denominado «apache», que implica extender una palma de la mano; «militar», donde se acercan los dedos a la frente; «japonés», haciendo una reverencia; «de codo», en el que se flexiona el brazo y se aproxima una mano al pecho; «rockero» donde se levantan las manos y se extienden los dedos índice y meñique de ambas, y «tailandés», en el que se juntan las palmas de las manos como en señal de oración.

Estas maneras de saludar, que no son habituales, han sido propuestas para evitar contagiar y ser contagiado por alguna enfermedad respiratoria, según el organismo de salud hondureño. En la campaña, ha participado incluso el presidente de ese país, Juan Orlando Hernández.

En Pekín letreros rojos piden a la gente no intercambiar apretones de manos sino a unir las propias en señal de saludo. Por altavoces, se recomienda hacer el gesto tradicional gong shou, palma en el puño, para decir hola.

En Wenzhou, una de las ciudades más afectadas, dos oficiales rechazaron sonrientes la mano que les tendía un periodista, prefiriendo intercambiar un «toque de codo».

En Irán, donde el lema «No te doy la mano porque te quiero» se multiplica, se desarrolla una manera de saludarse entre hombres (en la República Islámica no es conveniente estrecharse la mano entre personas de sexos opuestos) que consiste en adelantar el puño cerrado hacia el otro, que hace lo mismo sin que los dos puños entren en contacto.

A %d blogueros les gusta esto: