20 de septiembre de 2021

EE.UU. —Estados Unidos vivió este viernes un “Black Friday” marcado por la pandemia, con pocas personas en las tiendas, con menores descuentos y con un vuelco hacia las compras en internet que, según algunos expertos, marcará el camino de lo que esta fiesta del consumo será en el futuro.

Aunque en ciudades como Nueva York se vieron algunas de las tradicionales escenas de compradores esperando a la puerta de grandes almacenes o tiendas de electrónica, la expectación en las calles estuvo muy lejos de lo habitual.

En buena parte porque, teniendo en cuenta la emergencia de salud, grandes cadenas como Walmart y Best Buy decidieron este año adelantar las rebajas para animar a la gente a hacer sus compras de forma más escalonada, y ofrecen además todas las promociones a través de sus webs.

La recomendación de las autoridades sanitarias también fue la de optar por las compras online, subrayando que acudir a “abarrotados centros comerciales” supone una actividad de alto riesgo.

Todo ello ha derivado en que esta temporada festiva se haya convertido en la del comercio electrónico, reforzando la tendencia ya vista desde el estallido de la pandemia de covid-19.

Aunque aún no hay datos finales, las expectativas apuntan a una explosión de las transacciones a través de internet en este “Black Friday”. Según la National Retail Federation, se espera que las ventas online crezcan entre un 20 y un 30% durante las fiestas de noviembre y diciembre.

A %d blogueros les gusta esto: