EE.UU. recomienda suspender la aplicación de vacuna de J&J por casos adversos

EE.UU. —El Gobierno de Estados Unidos recomendó suspender la aplicación de la vacuna de Johnson&Johnson contra la covid-19, tras la detección de seis casos de trombosis cerebral en seis mujeres, de las que una murió y otra se encuentra en estado grave.

Su administración, que requiere de una única dosis, se ha detenido en varias partes del país, después de que las autoridades sanitarias federales aconsejarán una pausa “como precaución” y mientras se hace una investigación exhaustiva sobre estos casos.

Los casos adversos se han hallado en seis mujeres de entre 18 y 48 años, y todas los desarrollaron entre una y tres semanas después de que recibieran la vacuna.

Esos efectos secundarios no figuraban en la lista de posibles reacciones previstas en el uso de emergencias para J&J en EE.UU., según medios locales.

“Ahora mismo parece que estos casos son extremadamente raros”, matizó en una rueda de prensa el médico Peter Marks, responsable del Centro de Evaluación Biológica e Investigación de la Agencia de Fármacos y Alimentos (FDA), encargada de la aprobación de las vacunas contra la covid-19 en el país.

Aun así, Marks reconoció que los efectos secundarios son parecidos a los que se han registrado con la vacuna de AstraZeneca y que por el momento desconocen la causa exacta.

De su lado, la subdirectora general de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Anne Schuchat, pidió a los ciudadanos que se hayan puesto esta vacuna en las últimas dos semanas que vigilen los síntomas y acudan al médico si tienen dolores fuertes de cabeza, abdominales o en la pierna, además de dificultad para respirar.

Asimismo, solicitó a los médicos que cuando atiendan a pacientes con niveles bajos de plaquetas comprueben si han sido vacunados recientemente.

En cualquier caso, Schuchat recalcó que quienes lleven más tiempo vacunados con esta fórmula no tienen por qué sufrir efectos adversos, y añadió que no se puede generalizar porque los casos registrados suponen una cifra muy pequeña.

Los CDC han convocado para este miércoles una reunión de su comité asesor sobre prácticas de inmunización para revisar más a fondo estos casos, ya que la FDA también revisará los análisis.

Los expertos que han dado explicaciones sobre lo ocurrido, incluido el principal epidemiólogo del Gobierno de EE.UU., Anthony Fauci, han advertido que el tipo de trombosis que se ha descubierto en los seis casos es muy distinto a las típicas y no puede tratarse, por tanto, con heparina.

A %d blogueros les gusta esto: