SANTO DOMINGO. —El flujo de personas en tiendas y centros comerciales disminuyó hoy con relación al año pasado, aunque en algunos lugares se notó a muchos ciudadanos que trataban de aprovechar las ofertas del comercio con motivo de la celebración del Viernes Negro o “Black Friday” en inglés.

Solo en Tiendas Corripio, en la autopista Duarte casi esquina Núñez de Cáceres, se notó un flujo mayor de clientes que acudieron al lugar a comprar electrodomésticos o equipos para el hogar.

Los centros comerciales ofertan artículos con rebajas sustanciales todos los años, con motivo del “Viernes Negro”, por lo que muchos ciudadanos aprovechan la ocasión para adquirir dichos productos.

«El flujo de clientes ha sido bastante bueno, hemos tomado las medidas sanitarias de lugar y esperamos que todo transcurra con normalidad», dijo Rafael Martínez, coordinador de publicidad de Tiendas Corripio.

Al lugar acudieron muchos ciudadanos esta mañana, a quienes se les tomó la temperatura a la entrada del negocio, como medida de control contra la covid-19.

Muchos artículos fueron rebajados de precio para que los clientes pudieran adquirirlos a un costo asequible, según informó Martínez.

Un televisor de 60 pulgadas, cuyo valor es de 66 mil 295 pesos, se ofertaba hoy a 47 mil 596 pesos, mientras una de 50 pulgadas (con valor de 70 mil 295 pesos) se vendía a 62 mil 995 pesos.

Sin embargo, la asistencia de clientes era menor este año en otros centros comerciales, donde se observó pocas personas en el interior de las tiendas.

En la avenida Duarte y calle José Martí de la capital no se observó la misma cantidad de personas que acudió el año pasado, lo que muchos atribuyen al temor que tienen muchos ciudadanos a resultar infectados por coronavirus.

“Esperamos que la asistencia mejore en las próximas horas, ya que la cantidad de personas no ha sido la misma de años anteriores”, dijo Rafael Guriérrez, empleado de una tienda ubicada en la avenida 27 de Febrero.

Algunos atribuyen la baja en la asistencia de clientes a la pandemia del coronavirus, cuyos casos han aumentado en los últimos días.

«La gente se está cuidando pero esperamos que en el fin de semana aumente el número de clientes porque en realidad la venta ha estado bastante floja», dijo un empleado de un centro de venta de electrodomésticos que rehusó ofrecer su nombre.

Muchos consideran que este es un día especial, ya que los artículos pueden adquirirse con rebajas sustanciales. “Yo compré una estufa con rebaja de casi seis mil pesos, era algo que necesitaba en mi casa, no se trata de un lujo”, dijo la contadora Inés Ureña.

El Viernes Negro es el día que inicia la temporada de compras navideñas en Estados Unidos, y se celebra luego del Día de Acción de Gracias, la festividad más popular en la nación norteamericana.

Los ciudadanos en esa nación aprovechan las rebajas para adquirir productos rebajados de precio, lo que ha sido copiado por el comercio dominicano y de otros países.

A %d blogueros les gusta esto: