Covid obliga a cambios importantes en toma de posesión de Luis Abinader

SANTO DOMINGO. —Por razones de espacio y para guardar el protocolo de prevención que impone la pandemia del coronavirus, la ceremonia de traspaso de mando que se efectuará en el Salón de la Asamblea Nacional este 16 de agosto, sufrirá una importante variación.

Según el programa en el que está trabajando tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores como el personal de protocolo del Senado y la Cámara de Diputados, ese evento será con pocos invitados.

A la asunción de Luis Abinader no asistirán funcionarios salientes ni entrantes, y al final del día no habrá desfile militar, como ha sido la tradición. En la noche, no se tendrá la tradicional fiesta que ofrece el nuevo gobierno.

El salón de la Asamblea Nacional ya fue acondicionado guardando el distanciamiento social, donde se deja un espacio considerable «entre silla y silla».

Según el próximo ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, el acto de juramentación del presidente electo, Luis Abinader, se limitará a la toma de posesión con la menor cantidad de personas de lo acostumbrado.

Explicó que tampoco habrá recepción en el Palacio Nacional, según lo establecido en el protocolo que regirá ante la pandemia del COVID-19 que afecta el país, que prohíbe la aglomeración de personas.

A %d blogueros les gusta esto: