CHILE. —Chile duplicó en tres días el número de casos confirmados del nuevo coronavirus, que hoy ascendió a 342, por lo que el gobierno impuso una cuarentena en Isla de Pascua para mantenerla libre del virus.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, precisó en una rueda de prensa que en las últimas 24 horas se sumaron 103 contagiados en el país, concentrados especialmente en tres barrios acomodados de Santiago y que se trata de residentes que visitaron Europa.

La autoridad sanitaria informó además que en Rapa Nui o Isla de Pascua, conocida mundialmente por sus moais o estatuas de piedra gigantes, se declaró una cuarentena por 14 días para mantener sin COVID-19 la isla, ubicada a 3.750 kilómetros del continente en el Pacífico sur.

Chile vive bajo estado de catástrofe desde la víspera y el control del orden público quedó en manos de las fuerzas armadas, que pueden restringir la locomoción, las reuniones en espacios públicos, imponer el toque de queda y requisar alimentos y otros artículos de primera necesidad para asegurar los suministros a todos los chilenos.

Los grandes centros públicos del país cerraron sus puertas a partir de hoy y sólo está autorizada la atención en supermercados, farmacias, bancos y centros médicos.

De los 342 contagiados, 19 permanecen hospitalizados, de los cuales seis reciben asistencia mecánica respiratoria.

En tanto, millones de personas guardan una cuarentena voluntaria, las clases están suspendidas en todo el país y todas las fronteras fueron cerradas. Sólo pueden ingresar chilenos o extranjeros residentes en el país.

En todo el mundo, 185.000 personas se han infectado y más de 7.300 han fallecido, pero la mitad de los que alguna vez tuvieron el virus se han recuperado.

La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero para las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden ser peores, incluso neumonía.

A %d blogueros les gusta esto: