EE.UU. —Más de mil personas migrantes hondureñas que participaron en una caravana —que el pasado 1 de octubre entró de manera irregular a Guatemala, con la idea de llegar a Estados Unidos— han retornado al país, según informó el Gobierno del hondureño Juan Orlando Hernández, lo que contradice a lo difundido por el Gobierno del guatemalteco Alejandro Giammattei.

La vicecanciller hondureña, Nelly Jerez, dijo que hay 1.043 migrantes retornados, que representan el 83 por ciento de los que salieron en la caravana, según «las estadísticas proporcionadas por el Sistema de Control Biométrico Nacional del Instituto Nacional de Migración (INM)».

En un comunicado de la Presidencia, Jerez señaló que las personas retornadas «están siendo trasladadas a sus lugares de origen por las autoridades hondureñas».

«Si lo comparamos a los 1.250 hondureños que según estimaciones de la Secretaría de Seguridad cruzaron la frontera de Guatemala el jueves por la mañana, podríamos decir que un 83 por ciento de los migrantes que viajaban en esa caravana ya retornaron al país», afirmó la funcionaria.

Guatemala dice que expulsó a más de 3.300 personas hondureñas

Por su parte, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró que repatrió a 3.384 personas migrantes de Honduras y que las fuerzas de seguridad pudieron «contener» el éxodo migratorio que, según el gobernante, era un factor para la propagación del COVID-19.

«Hay un hecho que es real, y es que estamos viviendo una pandemia que en Guatemala nos ha costado controlar con meses de esfuerzos», indicó el gobernante y añadió que «es una obligación de nuestra parte disminuir el peligro de contagio o rebrote de la enfermedad».

Previo a esto, la vicecanciller hondureña declaró que desconoce «de dónde sacan» las autoridades de Guatemala la cifra de más de tres mil personas hondureñas retornadas ya que las que registra su país son del INM, «que cuenta con un control biométrico que permite llevar estadísticas fidedignas de los ingresos y salidas del país».

En tal sentido, Jerez enfatizó que por la frontera de Corinto, departamento de Cortés —por donde salió la caravana— han retornado 826 migrantes, mientras que 208 lo hicieron por Agua Caliente (Ocotepeque) y 9 por El Florido (Copán). Del total de personas retornadas, 697 son adultas y 346 niños y niñas.

A %d blogueros les gusta esto: