Brasileños repatriados relatan cómo era su vida en Wuhan: “Estábamos muy expuestos

.

Eger y 33 personas más fueron repatriadas el domingo desde China y permanecerán las próximas dos semanas en la base aérea de Anápolis, en el estado brasileño de Goiás.

“Todos estamos tranquilos ahora”, declaró Eger. Para muchos, la repatriación fue un alivio. “Era una situación de riesgo allá y estábamos muy expuestos. No sabíamos si era seguro salir a las calles”, relata.

Eger había ido a Wuhan por un contrato de tres meses para hacer modelaje que llegó a su fin cuando las autoridades chinas declararon una cuarentena. Impacientes por marcharse del epicentro del brote viral, decenas de brasileños sumaron fuerzas y solicitaron su repatriación en un video al gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

A su regreso a Brasil, todos fueron sometidos a diversos exámenes médicos sin que alguno haya acusado síntomas del virus, y se adaptan a su nueva rutina.

El hotel donde fueron alojados dentro de la base militar tiene internet, teléfonos, zonas de esparcimiento y habitaciones individuales para las 34 personas, en su mayoría brasileñas, y en algunos casos parientes extranjeros.

Estas personas en cuarentena han publicado fotografías de ellas en sus redes sociales, asistido a espectáculos de bandas militares, permitido que les tomen la temperatura o se la pasan jugando dominó. Siempre utilizan mascarillas como medida de prevención.

Brasil no tiene aún casos confirmados del nuevo coronavirus y continúa vigilando algunos casos sospechosos, según el ministerio de salud.

A %d blogueros les gusta esto: