Arrestan hombre cuyo número teléfono fue hallado en ropa de autor tiroteo

EE.UU. —El Negociado Federal de Investigaciones (FBI) arrestó a un hombre en Nueva Jersey cuyo número de teléfono fue hallado en la ropa de uno de los pistoleros que asesinaron a tres civiles y a un policía la pasada semana en ese estado.

El número de teléfono del hombre, identificado como Ahmed A-Hady, y que estuvo preso por violar la ley de armas, estaba en una nota escrita a mano en un bolsillo trasero del pistolero David Anderson.

Los agentes rastrearon el número hasta llegar a un establecimiento comercial propiedad de A-Hady, a quien le confiscaron seis rifles –incluido un AR-15-0- tres revólveres y una escopeta, así como gran cantidad de municiones, de acuerdo con el fiscal federal Craig Carpenito, señalan medios de prensa locales.

El FBI determinó que el número pertenecía a una casa de empeño, donde acudieron y entrevistaron a A-Hady y a dos familiares.

A-Hady, de 35 años, admitió ser dueño de dos armas de fuego pero negó que el resto de las armas confiscadas estuvieran en su negocio.

Las autoridades han señalado que recuperaron cuatro armas en un supermercado judío donde Anderson y su compañera Francine Graham se refugiaron y asesinaron a tres civiles el pasado 10 de diciembre.

Una de las armas era un AR-15 con la que Anderson comenzó a disparar hacia el supermercado, y una escopeta que usó Graham. Una quinta arma fue recuperada en la furgoneta en que se transportaron.

De acuerdo con la Fiscalía federal, A-Hady fue acusado de ser un exconvicto en posesión de un arma, pero a él no se le acusa de haberles provisto armas a los pistoleros.

El tiroteo protagonizado por Anderson y Graham terminó con tres civiles muertos a manos de los pistoleros, que también perdieron la vida en su enfrentamiento con la policía.

Antes de llegar al supermercado, Anderson y Graham le dispararon a un policía que poco después murió.

El FBI también localizó, en Nueva Jersey, la furgoneta donde se cree que vivieron al menos durante un año Anderson y Graham, y es analizada con el resto de la evidencia de este caso, investigado como un posible acto de terrorismo doméstico.

A %d blogueros les gusta esto: