Ancianos que llevaban casados 57 años murieron por causas naturales el mismo día

ITALIA. –Dos ancianos italianos, casados desde hace 57 años, fallecieron el pasado miércoles a pocos minutos de intervalo, ambos por causas naturales, según medios locales. “Si hubieran podido elegir, probablemente habrían hecho así”, dijo al periódico Il Tirreno la nuera de la pareja. El viernes fueron despedidos en un entierro conjunto.

Marcello Innocenti y Giovanna Perugi, respectivamente de 87 y 86 años, vivían en Montale, un pueblo de la conocida región italiana de la Toscana. Además de ser esposos, también trabajaron en la misma empresa.

Innocenti, que sufría de diabetes, tenía prevista para esta semana una intervención médica programada. El pasado miércoles, una ambulancia fue a buscar al hombre a la casa donde residía con su esposa. Ella decidió acompañarlo; se subieron juntos.

Durante el traslado al hospital de Pistoia, la capital de la provincia toscana donde vivían, la situación se complicó de manera inesperada, según el diario La Nazione. Perugi, que estaba sentada al lado del conductor de la ambulancia, de repente se sintió mal.

Los paramédicos a bordo del vehículo se dieron cuenta rápidamente de que se trataba de un infarto, agrega este medio. Empezaron maniobras de reanimación y llamaron una segunda ambulancia con un médico a bordo.

Los rescatistas no informaron en ese momento a Innocenti de lo que le había pasado a su esposa, sino que lo trasladaron al hospital y lo llevaron a la cama preparada para él, según lo previsto de cara a la intervención a la que debía someterse, planeada para el día siguiente.

Una planta más abajo, los doctores intentaban desesperadamente salvarle la vida a Perugi, que también fue transportada a la misma instalación médica.

Unos familiares del matrimonio acudieron al hospital, alarmados por las condiciones de salud se la anciana. Alguien quiso saber también cómo estaba Innocenti. Fue en esos momentos cuando se les comunicó que el hombre había fallecido. Diez minutos después, también el corazón de su esposa dejó de latir.

A %d blogueros les gusta esto: