Acalorada discusión en Casa Blanca sobre Ley Marcial

EE.UU. — El presidente Donald Trump convocó a una reunión en la Oficina Oval el viernes, en la que participaron la abogada Sidney Powell y su cliente, el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto, que describieron una sesión que comenzó como una reunión improvisada pero que pasó a estallar con gritos en ciertos momentos cuando algunos de los asistentes de Trump rechazaron las sugerencias más escandalosas de Powell y Flynn sobre revocar las elecciones.

Flynn había sugerido a principios de esta semana que Trump podría invocar la ley marcial como parte de sus esfuerzos para revertir la elección que perdió ante el presidente electo Joe Biden, una idea que surgió nuevamente durante la reunión en la Oficina Oval, se dijo. No estaba claro si Trump respaldaba la idea, pero otros en la sala se opusieron con fuerza y ​​la rechazaron.

Los asistentes de la Casa Blanca que participaron en la reunión, incluido el secretario general de la Casa Blanca, Mark Meadows y el abogado Pat Cipollone, también rechazaron intensamente la sugerencia de nombrar a Powell como una abogada especial para investigar las acusaciones de fraude electoral que el propio gobierno de Trump ha descartado (o, como parece más factible, contratarla en la administración para algún tipo de función investigadora). Powell ha centrado sus conspiraciones en las máquinas de votación y ha planteado la idea de que un abogado especial inspeccione las máquinas en busca de fallas.

Otra idea que surgió en la reunión fue un decreto que permitiría al gobierno acceder a las máquinas de votación para inspeccionarlas.

Se describió la reunión como «fea» ya que Powell y Flynn acusaron a otros de abandonar al presidente mientras trabaja para anular los resultados de las elecciones.

«Fue acalorado, la gente realmente estaba peleando en la Oval, realmente enérgico al respecto», dijo una de las fuentes.

Se indicó que había un creciente sentimiento de preocupación entre los asistentes de Trump, incluso aquellos que han superado sus controversias anteriores, sobre qué pasos podría tomar a continuación cuando finalice su mandato.

A %d blogueros les gusta esto: