110-80. Los Suns dejan a Dallas en la cuerda floja

Estados Unidos.- Los Phoenix Suns, con 28 puntos de Devin Booker, triunfaron 110-80 en casa contra los Dallas Mavericks, en los que el esloveno Luka Doncic anotó 28 puntos y capturó once rebotes, y tomaron ventaja por 3-2 en las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA.

Tras perder los dos encuentros disputados en Dallas, los Suns hicieron valer el factor campo en el Footprint Center y arrollaron a los Mavs.

El equipo de Monty Williams, elegido este lunes como mejor técnico de la temporada, podrá sentenciar la serie en el sexto partido; fijado en el American Airlines Center de Dallas.

Booker lideró a los Suns con 28 puntos, siete rebotes y dos asistencias, apoyado por los 20 puntos y nueve rebotes de De’Andre Ayton, mientras que Chris Paul aportó siete puntos, dos rebotes y diez asistencias.

Le dieron a los Suns un triunfo que les acerca a las finales de Conferencia. Los números están a su lado: en 183 ocasiones de 222 el equipo que tomó ventaja con 3-2 en las series de ‘playoffs’ acabó pasando de ronda.
En los Mavericks, Doncic anotó 28 puntos, con once rebotes, dos asistencias y tres robos, mientras que Jalen Brunson aportó 21 puntos y siete rebotes.

Sin embargo, a los hombres de Jason Kidd les faltó apoyo del resto de sus compañeros y acabaron con un modesto 27 de 71 en tiros. Demasiado poco para tutear a unos Suns que rozaron el 50 % (43 de 87).

La presión era cada vez más alta y en ‘The Valley’ las estrellas de los Suns y los Mavs no tardaron en ser protagonistas; lo que dio vida a un partido de máxima intensidad, marcado por grandes jugadas e intercambio de aceleraciones.

Doncic fue el centro de las jugadas de los Mavs y llevaba ya 18 puntos y siete rebotes al descanso, con un siete de 16 en tiros. Por su parte, Booker sumaba 16 con un brillante siete de once en tiros.

Ambos equipos tuvieron porcentajes parecidos y ninguno de los dos pudo tomar ventajas importantes en la primera mitad del encuentro. Los Mavs tuvieron ocho de margen en el 38-30, pero fueron los Suns quienes remontaron hasta llevarse a los vestuarios un 49-46.

Para los Mavericks fue un golpe psicológico. No consiguieron levantarse y se derrumbaron por completo, hasta caer por un definitivo 110-80.

En los últimos segundos, con todo ya decidido, el congolés Bismack Biyombo intentó sellar la victoria con un potente mate y Marquese Chriss reaccionó con una dura falta, al ver esa jugada como innecesaria.

Los dos jugadores casi llegaron a encararse en el túnel de vestuarios, antes de que se restableciera la calma.

A %d blogueros les gusta esto: